La inmigración según Laureano Márquez

Hace poco me contó el genial humorista y amigo (venezolano) Gaetano Ruggiero (Ché Gaetano), de los maltratos de que fue víctima por parte de las autoridades de inmigración españolas, que le hicieron enseñarles los euros que llevaba, para demostrar que no iba limpio, es decir, a quedarse.

Otro tanto le sucedió al Moreno Michael (también venezolano), que también iba a una presentación. Éste, además, fue sometido a exhaustiva revisión, obviamente por el primer componente de su nombre artístico.

Cuando los pasajeros no muestran dinero o huelen a inmigrante, se les devuelve. Todo esto en medio de la ancestral cordialidad y buenas maneras que siempre han mostrado las autoridades de inmigración españolas, cosa que hace sentir al que llega como en casa.

Si a mi padre le hubiesen pedido, en el puerto de La Guaira, que mostrara los bolívares que traía, no estaría yo aquí escribiendo este artículo.

Mi padre no vino a traer, sino a buscar bolívares, como los venezolanos vamos a buscar euros. Coño, ¿es tan difícil de entender?; ¿se olvidó tan rápido la calamidad de la postguerra?;

¿Es que no os dais cuenta de que nos hablaron desde chicos de la madre patria y no hay cosa más atroz que el desprecio de una madre? No, no se puede ofender de esa manera a una gente que abrió los brazos siempre a los españoles.

¿Qué sabe España de los García Pelayo, de los Federico Riu o de los García Bacca que, quizá, le estamos enviando de contrabando a engrandecerla?

¿Qué sería de España sin Boris Izaguirre?, un venezolano que, con ironía y burla, les ha mostrado lo superficiales que se han vuelto. Pendientes de las miserias de los famosos para olvidar las propias. De espaldas a un pasado triste y pobre, que lanzó a millones a "seguir sobre el azul del mar el caminar del sol".

Nos hiere España porque la amamos, porque la sangre española que llevamos nos hierve cuando es ofendida por su propia sangre.

Le reclamamos porque es nuestra madre y no hay derecho.

Pero ¡por Dios!, ¿qué estoy haciendo? Mi primer artículo de humor en El Mundo y hablando de algo tan triste, corriendo el riesgo de que Ana Black me bote de una. Mejor rematamos con un chiste. Un chiste para evadir:

Un hombre que fue en la tierra muy bueno, se murió y, como era de esperarse, se fue al cielo, donde llevaba más de mil años disfrutando de la eternidad; pero un día se fastidió y le dijo a Dios:

"Dios mío, quisiera que me permitieras conocer el infierno por una noche, para saber de qué me perdí".

Dios, en su infinita bondad, le dijo:

"Si es tu voluntad, así sea".

Nuestro hombre se fue esa noche al infierno. Subió, a su entrada, unas escaleras de mármol de Carrara. Vio por doquier luces de neón y una puerta se abrió de manera espectacular, dando paso a una especie de Edén surcado por ríos de whisky de 18 años y mujeres de las más hermosas del planeta, todas venezolanas, obviamente. Pasó la mejor noche de su vida y regresó de madrugada al cielo. En la mañana, habló con Dios y le manifestó su deseo de mudarse definitivamente al infierno Dios nuevamente aceptó.

Arreglados sus asuntos, a la semana estaba camino del infierno.

Subió las mismas escaleras y se abrió nuevamente la puerta, pero esta vez cayó a una paila gigantesca de azufre hirviente. Se hundió en ella mientras el diablo lo punzaba con su tridente, pero con esfuerzo logró colgarse del borde.

Sacó la cabeza y miró al Diablo sentado en su trono y le dijo:

Diablo, ¿qué es esto? Yo estuve aquí la semana pasada y todo era maravilloso...

Y el Diablo respondió:

Sí, pero una cosa es el turismo y otra la inmigración.

A todos los inmigrantes de todos los países del mundo.

LAUREANO MARQUEZ

12 comentarios :

dakar dijo...

Hola Curiosa, buen post, pero partes de un principio que es falso.

España NO es la MADRE PATRIA!!!

Gracias.

Curiosa dijo...

dakar, YO no parto de ningún principio. ahi dice bien claro que es un texto de LAUREANO MARQUEZ.

RomRod dijo...

España es más madre patria nuestra de lo que Dakar cree. Somos más españoles de lo que los mismos españoles creen. Y a la vez ellos son más americanos de lo que ellos mismos piensan. La transculturización funcionó en ambos sentidos. Ah y por supuesto España no es la única madre patria, también lo es el continente africano que mucho ADN nos legó y por supuesto América misma y hasta la lejana Asia.

Salva dijo...

El chiste ha estado bastante cruel, a un inmigrante le dolería, pero es la purita verdad. No sé que decir sobre el caso de inmigración en España, claro está, es muy fuerte y sobre todo los está arruinando, pero es algo dificil de evitar.

J-oda dijo...

(Permiso)

Alguna vez leí que la MADRE PATRIA ahora se parecía más a la TÍA IBÉRICA.

(Gracias)

El Trimardito dijo...

Jejejejejejejeje!!!
Todo lo que dice Laureano es muy cierto, nos tratan como si fueramos un montón de malandros y prostitutas que llegamos a invadir sus países eso es lo que piensan.
Me disculpas la sinceridad, pero es así.

Por cierto estaba mirando tu blog y me llamo la atención que te gusta el mismo libro que a mí, el de Horacio Quiroga, Cuentos de amor, de locura y de muerte.

Saludos!!

Curiosa dijo...

Completamente de acuerdo con RomRod,ademas es cuestion de semantica,para mi la madre patria es VENEZUELA aqui naci y punto,no voy apensar en los dos mil años o X de antepasados, entienden?
Tri,tienes toda la razon, y ahora con este gobierno y la inminente salida de todos,es peor

Mareah dijo...

Buen artículo, Laureano como siempre inteligente y pone a pensar.
El blog muy creativo e interesante,
saludos

Nahesh dijo...

Chama por qué será que muchos se arrechan cuando dicen que España es la madre patria? será que acaso en sus venas no corre ni siquiera dos cromosomas europeos? Acaso no somos una mezcla demasiado buena de donde salen incluso las mujeres más hermosas???

Saludos madrina twittera

myself dijo...

Saludos.

Madre patria o no, comentaré algo
que he estado viendo a medida que investigo sobre las tantas ofertas de vida que se dice hay en otros países.

Venezuela, el país donde nací, es un país de tontos. Simple. Siempre hemos creido que cualquiera que venga con espejos es bueno y que hay que abrirle las puertas... !ah¡ y hay que darle oro a cambio.

Pero la realidad es otra. En Venezuela el extrangero se hace rico. El venezolano se hace pobre. Justo ayer escuchaba en un seminario para inmigrantes a otro país, la frase "inmigración selectiva". Es lo que ha mantenido grandes a los países grandes. ¿Triste?, Sí. ¿Real?, También.

Abrirle los brazos a cualquiera porque nos nace, no es una condición recíproca. Es una ídea que, por las condiciones del mundo actual, deberíamos dejar de creer: Porque yo quiera a una chica, no significa que ella deba quererme.

Quizá en España no necesitan a un negro que los haga reir. Ni a un homosexual que les haga ver sus realidades. No necesita a alguien que crea que puede quedarse sin seguir los pasos que ellos disponen. Ley es ley. Allá la ley se respeta.

Lamentablemente, nosotros, en Venezuela, no cumplimos ni tenemos leyes -y tristemente nos regocijamos de ello.

Porque cualquiera llegue aquí de cualquier país sin tener visa ni nada y pueda comenzar a trabajar sin siquiera tener cédula, no significa que nosotros podamos hacer lo mismo en otros países.

Aquí es legal y la norma, que un colombiano venga, se haga rico y tenga a tres venezolanos como trabajadores a sueldo mísero. Supongo que en países donde la "inmigración" es "selectiva", se busca proteger al ciudadano. No los votos para las presidenciales con gente que llega traída para votar.

Sin irme muy lejos. Hoy, la gente se queja de que no hay comida. Vivo en el Estado Zulia y en las emisoras locales se escucha y ve gente denunciando que los colombianos están haciendo agosto, diciembre y carnavales en la frontera: Nos compran nuestra comida y nos la venden más cara. Que nosotros lo permitamos y peor aún, les compremos, no significa que sea correcto. Definitivamente, hay que ser venezolano para ser tonto, porque nada de esto es nuevo.

Depeco me preguntaba hace unos días si creo en la teoría que cita "Cada país tiene a los gobernantes que se merece". Y se me hace claramente que la respuesta es Si.

Como tontos, como ilusos, hemos regalado nuestra patria a propios y extraños. Y lo seguimos permitiendo. Y nos reímos de ello.

Ricky del Norte dijo...

Ja,ja,ja..., no sabes como me ha gustado tu post, eso es un tema bien polemico aquí en Estados Unidos, mi suegra vino de vacaciones el Diciembre pasado y en Miami no solo la detubieron para revisarla como nunca sino la metieron a un cuarto a hacerle preguntas como por una hora, tanto fue que perdio el avion de transbordo hacia Chicago donde la estabamos esperando!!!.
Resulta tubo que pasar la noche en el aeropuerto de Miami, mi suegra tiene 61 años y no tiene ninguna cualidad como para pensar que viene a quedarse como imigrante ilegal!!!, osea en conclusion eso muestra como de jodido esta venir ha este pais, aunque sea de turista, las leyes de imigración estan más apretadas cada vez.

Un gran saludo desde el Norte.

El Trimardito dijo...

Curiosa, pasé a ver lo que tendrías por acá, entre ello las fotos, pero bueno pasaré luego otra vez.

Saludos!!

Publicidad