El Adiós un amigo

Yo siempre digo que a uno le enseñan a querer a la gente, pero no a desprenderse de ella. Este caso de encariñamiento puede suceder con gente, cosas o animales.

Desafortunadamente los animales vienen con una "fecha de vencimiento" como digo yo, porque ya tenemos un estimado promedio de lo que pueden durar, muy distinto a los humanos.

El caso es que ésta que está aquí a sufrido los embates de querer a un animal y perderlo mas de lo que mi corazoncito pudo pensar en resistir alguna vez.

Primero fue mi primera perrita quien se "fue"porque le gruñó a mi mamá.

Luego mi segundo perrito, que se "fue" porque a mi mamá también le dió la gana. (Si...me ha costado horrible no odiarla por eso).

Luego y finalmente llegó mi tercer y último perrito, quien vivió conmigo por 7 y medio maravillosos años hasta que una enfermedad inexplicable se lo llevó...

Eso fue hace 14 años y aún hoy lo lloró y lo recuerdo todavía. Fue demasiado especial para mi.

Hoy lamentablemente viví la experiencia de cerca nuevamente. Mi hermana había dejado a su perrito "casándose" y sin ton ni son el perro se mareó, vomitó y se desmayó. Acto seguido lo llevan al veterinario y en cuestión de dos horas y media el perrito murió.

Es duro tener que hacer el papel de duro cuando tienes el güere güere en el cogote y quieres llorar, pero no podía. Mi hermana, su esposo y mis sobris estaban destrozados. Gandal era uno mas de la familia. Sólo con casi 3 añitos.

Un Golden Retriever loco e inmaduro (como yo cariñosamente lo llamaba), carajo y que dolor ver como luchó , pero no pudo ganar la batalla.

Todos aquellos que hemos perdido a una mascota amada alguna vez saben como se siente y cómo me siento al sentir la impotencia de no poder consolar a mi hermana y mis sobrinos. Al decir palabras sin sentido y saber que ese ladrido ya no volverá a estar ahí.

Yo no he podido superar mi pérdida aún y dudo que ellos puedan, pero igual se lleva con cariño y amor esa lealtad y esa espera que solo una mascota que nos ama incondicionalmente nos puede dar.

Besitos Gandal y si existe un cielo de perros (por mas infantil que suene, deseo que exista) espero que estés junto con mis bebés allá arriba.

Gandal Zoom

24 comentarios :

Salva dijo...

Ay Curiosa, te entiendo, es muy horrendo perder a los perros y más cuando uno les agarra tanto cariño y te acostumbras a verlos cada mañana abajo de tu cama mientras dormía =(

A mi se me murieron dos perritos, cada uno de un infarto, lo peor es que vi mientras les daba el infarto.. Fue un trauma que ahora cargo, pero lo importante es aprender a superar las cosas y recordar las cosas bonitas, que siempre nos traen tristezas, pero es lo mejor que podría hacerse.

Un saludote.

FreeWill dijo...

Soy solidario con tu perdida, porque eso es lo que es, una perdida.

Yo creo que a veces los animales nos superan a la hora de demostrar cariño, además de nunca tener dobles intenciones ni intereses mezquinos, por eso perderlos es duro.

Que vainas! ciclos de la vida Chaito y fuerza!

Odrita_Chancletica dijo...

:(

Me hiciste recordar momentos muy tisssstes.....

Saludos!
Un beso.

Silvia dijo...

Es muy duro cuando se mueren las mascotas porque siempre te dan un cariño incondicional y se les quiere mucho. A mi se me murió una gatita y costó mucho tiempo superar la tristeza. Sabemos que los animales viven menos que las personas y que lo natural es sobrevivirles pero seguimos sin estar preparad@s.

Un beso Curiosa.

RomRod dijo...

nosotros estamos pasando por una situación similar, tenemos un perro que está anciano y hoy con todo el dolor del mundo viene el veterinario a casa a llevárselo para la eutanasia. Toda una crisis familiar como te podrás imaginar ya que tiene con nosotros algo más de catorce años lo que para su raza equivale como a Matusalén. Saludos!

El Trimardito dijo...

Lo siento mucho.


Saludos!!

Amor dijo...

seguro que está allí
un abrazo
amor

Wari dijo...

Cónchale chama!! se me puso el corazón arrugaíto :(
Me acordé de un Cocker que teníamos y tuvimos que mandar a sacrificar porque ya estaba muy viejito y enfermo y estaba sufriendo mucho.
Recuerdo que cuando yo era niña (o sea, hace una pila de años) mi mamá nos decía que por los animales no se debía llorar (tú sabes, vainas de viejos) y en el momento que entregamos a nuestro perrito al veterinario para la eutanasia, sentía unas ganas inmensas de llorar, porque lo adoraba, pero llegaban a mi mente los recuerdos de mi mamá diciéndome "por los animales no se debe llorar" y me contuve de hacerlo. Luego lloré, escondida en el baño para que no me vieran.
Después de muchos años, ahora tengo otro perrito, Ruffo, ese es el bebé de la casa y sé que algún día se tiene que ir, porque esa es la ley de la vida y ni modo, pero, como tú, espero que exista un cielo para perritos, y que todos nuestros perritos adorados estén allá, definitivamente.... ellos se lo merecen.
Un abrazo amiga!!

Saucisse dijo...

Yo tuve que dejar a mi perra con mi hermana cuando me vine y ahora recientemente me he enterado que la quiere regalar porque no puede tenerla (tiene dos niñas).
Asi que estoy por el suelo con la idea de que no sé ni a quien la ve a regalar...

pelirroja78 dijo...

Hola Curiosis me partes el alma.....mas que casualmente tengo un Golden de casi 5 años...y se lo bello que son estos canes..Mis saludos y condolencias para tu hermana, esposo y sobrinos. Y seguro ese perru estara en el cielo de los perros!!
Un besito

J-oda dijo...

Que post tan sentido...

Un abrazo!

Oswaldo Aiffil dijo...

Duro Curio! Lo siento. Es ley de vida pero duele en la medida que hayamos convivido y no lo podemos evitar. Recuerdo que en mi adolescencia, un amigo tenía como mascota a un monito llamado Pancho. El mono era tremendo pero yo era mas tremendo que el y siempre le pegaba. Su respuesta era pegarte a la cara, no en otra parte, asi que me cubria la cara y el mono se moría de rabia al no poder cobrar venganza. Cuando murió el mono decidimos enterrarlo junto a un árbol. Yo cavaba el hueco mientras mi amigo lloraba. Lo cavé bien profundo,lo enterramos en una bolsa plástica y cuando terminé de colocar la tierra fui yo quien se puso a llorar. Aún lo recuerdo cuando veo el árbol. Duele. Un beso!

Nany dijo...

Una de las cosas que siempre he dicho y mantengo cuando hablo de mis a#oranzas por estos lares, son mis perros. Para mi son algo que va mas alla de las personas, no tengo que explicarterlo a ti, q bien que lo entiendes. Me hiciste recordar mis primeros dos perros (un terrier dandy y una mezcla de labrador con ovejero) que al morir mi padre, mi madre decidio salir de ellos. Llegamos del cole y ya no estaban... mi madre se excuso con un: O salia de ellos o salia de ustedes, que hubiesen preferido? (maldita razon materna que no es facil de entender con 7 a#os!!!) y asi hizo con otro mas por culpa de una fucking mata, un boxer espectacular con el cual teniamos casi 4 a#os (ya algun dia contare las mamarrachadas que hizo, jejeje)porque decia que ella no podia con un quinto animal en casa (los otros 4... eramos nosotros), lo cierto es que hoy dia tenemos 2, una poodle toy, que dudo que salga de casa porque es ciega y mas malcriada que nadie y una dogo argentina con mastin napolitano, que esta en casa de uno de mis hermanos por el espacio... y para mi, preguntar por ellos es como preguntar como esta mi madre de salud... el nervio que me da saber que Shantall (la dogo) esta a punto de expirar con sus 10 a#os me pone los nervios de punta... para mi la verdad, por mas perros que uno tenga, no tienen reemplazo, ninguno es igual a otro... desde el olor a cafe en la boca cuando cachorros hasta la lamida en la cara para que me levantase de la cama (lo admito, soy de las que malacostumbra al perro, duerme con ellos, los ba#o en la ducha, le saco la comida de la boca cuando estan muertos de hambre y demas!).A veces pienso que mis mejores anecdotas son con ellos y no con humanos, por eso tu post me arrugo el corazon como una pasa... un Beso para ti y tu familia, porque un perrito menos es un duelo en la familia...
P.D: Yo tambien creo en el cielo pa perros!!!

Arrepentida...Jamás !! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Arrepentida...Jamás !! dijo...

Si que te entiendo....el que diga que es una tonteria no ha sido tocado por la magia del amor de un animal...ellos son como angeles de energía positiva que te brindan carinio sin pedir nada a cambio...mas q un ser humano...
Ojala q el dolor pase rápido y que de verdad como tu dices exista un cielo canino para q descansen en paz !!
Saludos
Gabriela

Marié (enfermera venezolana) dijo...

Yo sé que sí van al cielo... son seres puros, incondicionales, eternos... mi Blacky me está esperando allá. Estuvimos 16 años juntos (no me puedo quejar porque fue mucho más de lo que duran muchos perritos), y todo el mundo lo conocía como mi hijo. Era un poodle negro, y éramos muy parecidos... je je je. Aunque parezca mentira tuvo toda su vida la hemoglobina en 4 g/dl, y eso anunciaba su muerte como al segundo año de vida... Incluso fue atropellado por una camineta, el caucho pasó por encima de su cuerpo, y no pasó de un susto. ¿Puedes creerlo? je je je...
Y lo que más me dolió fue que no murió de muerte natural sino por una cosa que no quisiera contar, podría decirse un accidente.
Dios sabe cuánto lo amo y SÉ, con toda firmeza que lo volveré a tener entre mis brazos.
Fuerza Curio, sé lo que están viviendo ahora.
Un besote

MariPosa dijo...

:(
Muy triste... yo tuve que dejar a mi perrito adorado en Venezuela y es de la gente que más extraño!
Los perros son seres con un corazón increible, por eso sufrimos tanto cuando se van...
Yo no creo que haya un cielo solo para perritos... prefiero pensar que es nuestro mismo cielo y que podremos volver a encontrarnos!
Un abrazo

Bombom...! dijo...

Agru ami...
Yo estoy empezando nuevamente con mi pequeña Sasha, pero todos y cada uno de mis dias despues de aquel fatal 31/07/2001 recuerdo a mi Coqui, que extrañamente murio por virgen, cada dia que pasa la lloro como si hubiese sido ayer, pero como no querer a esos condenados animalitos si apenas los conoces y a los 5 minutos ya los adoras...
Fuerza y resignacion amiga...
Abrazos!

http://www.bombom.com.ve/blog

Bexza dijo...

no soy amante de los animales, solo los respeto profundamente... pero en una oportunidad llego un "negro" a la casa de mi mami... y en un momentico nos pueso asus pies, era eje,plo de obediencia, pulcritud, madurez...una belleza de perrito...

un mal dia, un muy mal dia, por error y salio fue donde no tenia q ir y comio lo q no tenia q comer... nunca vi mi casa mas triste, nunca senti tanta impotencia, nunca he recibido (gracias a dios) una llamada de mi mama llorando de esta forma, hizo todo lo que pudo, del veterianario en adelante agotaron todo, y el lo sabe, el "negro" sabe que aun lo extrañamos...

luego movimos cielo y tierra por uno parecido, q aunq no llenaria el vacio, al menos diera alegria a mi hermana... que va! nunca sera igual... por cierto lo queremos regalar a una familia que lo quiera mucho y lo cuide...

JC de Wekker dijo...

Chamita, se lo duro que es yo he perdido ya a 4 adorados animales 2 po r muerte y otros 2 por mudanzas es horrible de verdad y uno los quiere como si fueran gente, aunque te digo que ellos son mejores que mucha gente.

Un Abrazo!!!

Guardafaro dijo...

Entiendo a lo que te refires en lo de tu madre. Y puedo entender por lo que estas pasando ahora. Es muy difícil dar un adios a esos amigos. Yo nunca he podido hacerlo.

Evelyn dijo...

Qué cosa tan terrible!!! esa es una de las razones por las que lucho por no tener una mascota... me encantaría pero no podría quedarme tranquila al saber que ese nuevo miembro de la familia naturalmente deberá partir antes que yo... no, no podría...
Lo lamento mucho, imagino cómo deben sentirse...

Natisla dijo...

Que lastima amiga! lo lamento mucho de verdad! yo hace muchos años perdi a mi mascota que era un hamster y fue algo super doloroso, tanto que no quisimos tener mas mascotas, hasta hace unos 3 años q una gata amargada adopto a mi familia (si, la gata a mi familia, no al reves).. y yo solo espero que ella tenga nueve vidas de tortuga!!

Waiting for Godot dijo...

Las mascotas se hacen tan parte de uno, los perritos son tan cariñosos y tan buenos, que la pérdida es horrible. Un abrazo.

Publicidad