Escasez de espejos

He estado meditando acerca de la escasez en nuestro bello país. La situación es preocupante...
No hay leche. No hay azúcar. No hay harina. No hay seguridad. No hay libertad plena. No hay paz ni descanso. No hay plata...
Pero algo mas allá de todo esto ha llamado poderosamente mi atención.
Una escasez que a los ojos de cualquier mortal pasaría desapercibida, pero al ojo crítico de un Virgo...jamás!
Dicha escasez me llevó a empezar a reunir dinero para poder hacer los regalos en Diciembre a todas aquellas personas que tenían semejante escasez, pero mi decepción fue muy grande, porque no hubo sueldo ni comisión que hiciera posible mi sueño de llenar ese escasez regalando... ESPEJOS!!!
Si, si. Espejos.
Porque es que debe haber escasez de espejos, panaaaaa, para que la gente salga a la calle con semejantes fachas, vestidos con harapos que medio tapan todo aquello que yo ocultaría de por vida.
Jesucristo, señoras, señoritas, niñas, mujeres, vieeejassss. ¿Es que no tienen un espejo en su casa para evitarnos a los demás el tener que tropezar con su "mondonguero" gelatinoso?
¿Qué necesidad tenemos nosotros de ver todo ese espantoso espectáculo?
¿ POR QUÉ NOS CASTIGAN ASÍ?
Busqué en las farmacias algún colirio que pudiera aliviar mis ojos irritados al ver tanta barriga grasosa afuera, tanto caucho saliéndose de unos pantalones que una persona sensata JAMÁS se pondría en la "cadera" (coloco cadera entre comillas porque esos no son caderas, son toneles), pero los expendedores de medicinas me dijeron que no existía remedio alguno...o sea....nos jodimos pues.
No digo que las gorditas no se puedan poner lo que les venga en gana, pero que lo hagan en la comodidad de su BAÑO!.
¿Por qué diablos tengo que ver una barriga fofa, unos cauchos a los lados y un pelero extraño saliéndose de blusas y pantalones? ¿Ah? EXPLÍQUENME PUES!!!
No pude realizar mi sueño de regalar espejos a todos aquellos con falta de uno en su casa para así evitar salir tan ridículamente vestidos a la calle, así que con la plata que reuní me compraré unos buenos lentes de ojos bien oscuros o en su defecto me sacaré los ojos y me compraré un perro lazarillo.
OJO: Este post no tiene nada en contra de las gorditas, por Dios, yo soy una de ellas, es en contra de vestirse de una manera inapropiada de acuerdo a edad y contextura física. Cuestión de gusto e imagen pues. Espero no haber herido susceptibilidades.

6 comentarios :

Jorge Torres Moreno dijo...

De pana. A mí me encantan las gorditas. Lo que no me gusta es esa falta de ridículo que impulsa a algunas a salir todas mondongúas a la calle, con el tripero pa' fuera. Pareciera que tuvieran el tripero salío.

Más cauchos que una Silverado, pues. Yo también soy gordito y por eso mismo sé que cada quien puede verse bien simplemente vistiendo lo que se le adecúa más. Nada de lipas "por juera".

Kikyta dijo...

Jejeje... Disculpen por reírme pero nada más cierto que lo de los espejos, y no sólo con las féminas de lipas afuera sino además toda clase de extrañas vestimentas y combinaciones, y las esclavas de la moda!!! Dios hay gente que no entiende que la moda es para adoptar aquello que te queda bien, que calza con tu cuerpo y no para parecer un terrible intento de copia de modelos de pasarela... horror...
Si te llegas a decidir escribir sobre los enanos ( de quienes no tengo nada en contra debo aclarar) puedo contarte de un par que son dignos del campeonato del mal gusto y lo chimbo.

Ricky del Norte dijo...

Lamentablemente mucha gente no sabe la diferencia entre elegante y ordinario..., muchas mujeres creen que verse sexy y atractivas es colocarse la ropa mas apretada que puedan, de ahi sale el mondonguero, grasero y a veces partes intimas..., creo que en vez de sexualidad se convierte en bulgaridad.

Katiuska Hernández Rojas dijo...

Me asustaste ya iba a llamar a mi jefa para decirle que hicieramos un trabajo sobre la escasez de vidrios para el periodico. jejejeje.

Guardafaro dijo...

Hay muchísimas personas, particularmente entre las mujeres, que parecen carecer de algo tan básico como el sentido del ridículo. Piensan que pueden ponerse algo, solamente porque está de modo. Hace poco he visto a gorda, que estimo qeu pesaba más de 130 kg con un dos piezas: una cota mínima y una minifalda. El espectáculo me pareció deprimente y repulsivo.

La LLama Violeta dijo...

estoy de acuerdo, yo tampoco tengo nada en contra de los kilitos... pero coño usen lo apropiado...

y hoy dia la moda ayuda a eso, porque usa de todo chama... es decir, segun la figura hay para todos...

Publicidad