3 mujeres

Tres mujeres: una, amante clandestina; la segunda, novia; y la tercera casada; deciden poner a prueba una técnica de seducción. Acuerdan que las tres, esa misma noche, usarán bodies de cuero negro, tacones aguja de 20 centímetros, y máscara de ojos para recibir a sus respectivas parejas.

Al día siguiente, se reúnen a comparar experiencias:

La amante clandestina cuenta:

- Apenas abrió la puerta, y me vio de body, tacones y pintada, gritó como un salvaje, y me poseyó cuatro veces ahí nomás, en el piso...

La novia, a su vez, cuenta:

- Yo me puse el body, los tacones y me pinté, pero como me dió alguito de vergüenza, me puse una blusa encima.

Cuando llegó al departamento, y abrí la blusa, se puso como un loco, me llenó de besos y fuimos a la cama, donde hicimos el amor dos veces seguidas...

La casada, gruñe y cuenta:

- Bueno, yo también me puse el body de cuero negro, los taconess y me pinté los ojos de negro.

Llegó el gordo, se tiró sobre el sillón, agarró el control remoto y me dijo:

'- Epa Batman, qué hay para cenar?'

4 comentarios :

Ricky del Norte dijo...

Ja,ja,ja...Batman!!!, como que el truco de seduccion no funciono con la casada..., hay mucho de verdad.
Saludos.

GILBERTO dijo...

Ojalá a mi alguna vez mi esposa me hubiera recibido vestida así!

Capochoblog dijo...

jajajajajajajajaja coño, jajajajajaajajjajajajajajajajaja

Besos :)

Coño, si al menos hubiese sido gatubela, jajajajajaajjajajajaja

Pablo J dijo...

Esos cuentos sobre las amantes, las novias y las parejas casadas nos hacen reír precisamente por la carga de realidad que llevan consigo.

Es curioso precisamente que las parejas siempre comiencen así. Para mi es una cuestión de muchos factores, pero sin duda alguna, el sexo muchas veces es uno de los más influyentes.

Gracias por el chiste, muy bueno.

Publicidad