Engreídos a la orden del día.

El mundo está lleno de todo. Entre todo lo que hay me topé en Twitter con un personaje que tiene un blog en el cuál escribe sobre las herramientas o aplicaciones de Twitter, así como hay CIENTOS de blogs en la red.

En su momento, y sin conocerlo, me tocó defenderlo de un plagio, al igual que él me defendió, cosa que agradecí.

Recientemente, en varias oportunidades, recibí sus DM´s que eran bastante groseros a mi parecer, y a los que no respondí porque no quise caer en su juego y mediocridad. Si. Mediocridad. Porque sólo puede ser eso alguien que me dice que "Al fin voy hacer RT de un post tuyo que yo ya no haya hecho antes" o "¿Por qué no me pusiste a mi en ese post si yo tengo uno que habla de lo mismo?" (Esto fue en el caso de un blog en inglés que leí y que decía algo que llamó mi atención y lo posteé)

A esas cosas simplemente no contesto e ignoro al ignorante.

En fin, no puedo pensar que soy dueña de toda la info en internet. Que cosa más absurda. Si consigo algo que alguien más posteó hago referencia a su post y procedo con MI ESTILO de post que involucre al del referido, o sino posteó una herramienta/aplicación que me gustó y se que puede ayudar a alguien más, pero no me voy a ir a Google a ver si ya alguien lo posteó para privarme yo de hacerlo, sobre todo porque NO estoy plagiando nada.

Así las cosas el sujeto se sintió ofendido (por el amor de Dios) y dejó de seguirme, cosa que agradezco enormemente porque yo por educación y solidaridad no lo había querido hacer, pero me siento más tranquila ahora.

No puedo estar al pendiente de lo que la gente en España, China o Australia postea antes que yo porque apartando el hecho de que me llevan horas de diferencia tal vez ellos conozcan cosas que yo no o tal vez ellos no le den el mismo enfoque que yo le doy.

Que difícil es la humildad, sobre todo cuando sientes que eres leído/seguido por muchos y eso infla tu ego falso y tu lastimada autoestima.

En mi Tumblr de hoy también coloqué algo, que aunque no se refiere a este personaje si va para todo aquel que piense que uno debe ser como esa persona quiera:

No soy un Bot. Doy noticias que me parecen que le interesan a los demás, tanto como a mi. Twitteo de todo un poco (Tal como lo dice mi Bio).

No soy Diva. Si me atacan, me defiendo/te ignoro. Como cualquier mortal. No tengo por qué seguir al que no quiero leer, así como yo no obligué a los que me leen para que lo hicieran, eso para mi equivale a que me obliguen a leer un libro, a ver una película, a ser amiga obligada de alguien. Si no lo hago es porque no me nace. No veo el por qué de la “obligación”. La reciprocidad se gana.

No puedo responder a todo. Porque no estoy pegada a la pc o al celular, porque no vi tu pregunta/respuesta o porque simplemente creo que no lo amerita, ya sea porque no vale la pena, es un sarcasmo que no me toca o porque pensé que con ese reply la conversa había concluído.

No colecciono seguidores. Por eso no me importa tener un candado para limitar la gente que me lee. Me gusta mi privacidad y evito el fastidio que ofrece el que te lea cualquiera que cree que tiene el derecho de insultarte porque no compartes sus ideas políticas/religión/pensamientos/modo de vida.

No voy a dejar de decir el tiempo que llevo en mis redes o en lo que sea que estoy haciendo sólo porque hiere sensibilidades o algunos piensan que es altanería/echonería/altivez/divismo/quien sabe cuáles otros adjetivos sin sentido, cuando es algo tan simple y puro como mi vida, y el orgullo o banalidad de decir algo.

No soy muda. Por lo que siempre que sienta que no estás en lo correcto en una apreciación hacia mi lo haré saber. Detesto las injusticias y no soy escaparate de nadie, sin embargo son excelente guardando secretos.

No soy monedita de oro para gustarle a todo el mundo. Por eso escribo lo que me place, y no daño a terceros para que no me dañen a mi. Creo en la Ley del Karma y siempre que esté a mi alcance ayudo al que puedo. Twitteo de mi, de mi entorno, del mundo, de las fotos que me gustan, coloco #momentocuchi que sé que alegrarán a otros, así como de cosas que informen o sean banales, de mi blog, de mi tumblr, de mis fotos, en fin, Twitter es (Yo soy) libre y como algo mio coloco allí un monólogo/diario/anotaciones/informaciones que a mi me guste, y para el que quiera leerme.

No tengo pelos en la lengua. Por lo que pocas veces me quedo callada, pero si lo hago seguramente sentí que no merecía una respuesta. Soy directa, franca y sincera y SÉ que en la cultura actual a todos no les gusta la verdad y la disfrazan. Lo siento. No soy así. Sin embargo, soy empática, discreta y me muerdo la lengua si lo que voy a decir puede herir a alguien sin ninguna razón. ¿Hipócrita? Antes decía que jamás, ahora digo que con aquellos que lo son.

Estoy aquí para vivir en condiciones que me hagan feliz sin hacerle daño a los demás, por lo tanto vivan y déjenme vivir.

Sean felices.

Paz.




Publicidad