10 errores que no debes cometer en LinkedIn. Infografía

Todos tienen un CV o Curriculum Vitae, pero pocos tienen una cuenta en LinkedIn, para mí es la mejor forma de tener tus datos profesionales organizados, a la mano y en constante promoción, pero hay que tener en cuenta unos detallitos que pueden hacer que esa experiencia sea un desastre.

Primero verás la infografía y más abajo mis recomendaciones:




1.- Sí, LinkedIn no es Twitter, es por esto que no debes hacer las mismas actualizaciones en esta red y mucho menos con la misma frecuencia. Recuerda que aquí manejas más seriamente tu marca personal.

2.- No te hagas el loco e ignores los mensajes que te llegan. Allí te podrán llegar mensajes de personas que conozcas, personas que quieran contactarte, peticiones de recomendación, etc.

3.- No uses los mensajes para vender. Es de mal gusto y caes en el spamm (no deseado). Si vendes algo, estoy segura que ellos lo saben porque para eso te tienen entre sus contactos, pero no por eso tienes que venderles.

4.- LinkedIn te indica automáticamente qué punto debes mejorar, agregar o modificar. Trata de tener tu perfil completo, al día y actualizado. Usa las herramientas que ofrece la red para completarlo.

5.- La idea es la interacción, no sólo actualizar e irte, sino interactuar con otros. Para esto, los grupos te brindan una excelente opción de darte a conocer.

6.- En este punto te pido que uses el sentido común. La misma red es bastante limitada en eso de seguir a todos o de que todos te sigan. Si es posible mira el perfil de quien quiere seguirte, si el perfil es privado, tal vez consigas algo en Google o en otras de sus redes sociales.

7.- No dejes de lado la posibilidad de estar en lo grupos. Son ricos en conocimiento variado, gente interesante y buen networking.

8.-  Pedir que tus contactos te recomienden es válido, pero caer en el ruego contínuo, llega al cansancio. Hazlo sabiamente.

9.- ¿Cuándo te va hacer falta tu CV? Siempre, en cualquier momento, entonces, ¿por qué no tener una cuenta en LinkedIn?

10.- Manténte alerta a los cambios, ya sea en la página web o en sus versiones móviles para que cuando regreses no te agarre desprevenido.


Publicidad