Manejo de la reputación corporativa. Infografía

Tu negocio tiene un reputación y esa reputación es algo que debes cuidar y vigilar, tanto fuera de la compañía, como adentro.



1.- Internet y tu compañía.




Más de 1/4 de la población del mundo está en internet y está obteniendo información en línea, sea por casualidad o porque busque algo específico sobre algo específico. ¿Qué significa esto para tu negocio? Pues que debes cuidar los detalles, lo que ofreces, lo que se dice de tu marca, porque en internet la reputación no sólo está en tus manos, sino en las manos de tus consumidores.

Cualquier cosa que se dice llega alrededro de 2.09 billonoes de personas por internet de forma instantánea.

Más del 92% de los compradores adultos revisan las reseñas antes de comprar un producto. estas reseñas aparecen inmediatamente en Google.

53% de los usuarios de Twitter tweetean sobre recomendaciones de productos o servicios. De hecho, 48% compran el producto que dicen que comprarán.

Los humanos interactúan naturalmente y en estos días mucho más a través de internet y las redes sociales, que offline.


2.- Controla tu reputación.




La información que coloques sobre tu marca es importante, pero tienes que estar atento sobre lo que se dice de ella.

Configura alertas con palabras clave para saber qué dicen. Busca en Twitter, Blogs y otras redes sociales para saber qué se dice de tu marca.

En esta infografía recomiendan hacer seguimiento con estas herramientas:

Socialmention.com Ofrece búsquedas en tiempo real, análisis y resultados.

TweetBeep.com te ayuda a monitorizar Twitter.

Kurrently.com Monitoriza tu marca, sigue eventos, consigue contenido interesante, sobre todo estatus de Twitter y Facebook que pueden hablar sobre tu marca.

Addictomatic.com Para una búsqueda más completa en internet, que incluye lo que se dice en blogs, foros, redes sociales, etc.

Heystaks.com Para ver menciones que se hayan hecho de tu marca en cualquier parte de internet.

Además, puedes crear alertas en Google Alerts (aunque a mi particularmente no me gusta).


3.- Toma parte activa en el manejo de tu reputación.




Conocer qué se dice de tu marca no es suficiente. Necesitas activarte y construir una sólida y positiva reputación.

Prepara una estrategia de contenido consistente:

- Posts consistentes en tu blog o página web.
- Actualizaciones consistentes en tus redes sociales.
- Comunicación interna eficiente y efectiva.

90% de los consumidores online confían en las recomendaciones de personas que conocen.

70% de los consumidores online confían en las opiniones de aquellos que no conocen.


4.- Tips para construir una reputación corporativa.





Habla correctamente.
Haz una declaración sober las cosas que debe hacerse. Construye una reputación online positiva simplemente haciendo lo que dices que harás. Es comunicarse con tu audiencia de forma identificable con ellos.

Escucha a tu audiencia/seguidores.
La mayoría de las marcas rara vez hablan con sus seguidores en las redes sociales. El éxito detrás de monitorizar lo que se dice está en decir y responder. Esto puede cambiar la opinión de las personas de forma inmediata.

Mantén a tus clientes en la ola.
Un blog u otra forma de mantenerte en contacto con tu audiciencia es efectiva para una relación a largo plazo para generar confianza.

Utiliza la optimización de los motores de búsqueda: SEO.
Tú quieres que los buscadores te encuentren primero, antes de que alguien te de una mala reseña, el SEO puede ser la respuesta.
No sólo optimizes tu sitio web, optimiza también tus perfiles en las redes sociales, comentarios, blogs, prensa, etc.

Soluciona los problemas que tienen los consumidores.
Cuando alguien hable mal de tu compañía, tómate el tiempo para verificar y chequear el asunto. Si hay algo que puedas resolver, hazlo. De esta forma puedes transformar a un consumidor molesto en uno unpoco más contento.
Aún cuando el problema no tenga que ver directamente contigo, puede ayudarte que des alguna explicación e incluso pedir educamente que se retire la mala reseña.

Obtén una visión exterior.
Agencias, profesionales en el área, y personas ajenas a la compañía pueden darte un visión diferente, como también herramientas, casos de estudio, ejemplos de la vida real.

Nadie está exento de una mala reseña, sobre todo con tanta gente teniendo la facilidad de quejarse en tiempo real y ser visto por millones de personas.

Contratando personal adecuado, teniendo un manual de crisis y teniendo la asertividad de actuar en el momento puedes solventar muchos de losp roblemas que se te puedan presentar. Y no olvides, que todo comienza por casa, en tu propia compañía.

Publicidad