Cuidado con los vendedores de cuentas en Twitter

Vendedores de humo hay en todos lados, sobre todo cuando algo es novedoso y se consiguen con personas de poca experiencia a las que pueden marear con argumentos inventados y frases trilladas.

Hablando de frases, existe una práctica fraudulenta y vergonzosa que tiene ya un círculo de "trabajadores" que se venden como expertos y te ofrecen villas, castillos y el sueño dorado. Aquellos que desconocen esta mala práctica caen redonditos, siendo estafados y llenando los bolsillos de esta gente inescrupulosa y falsa.

Se trata de "los vendedores de cuentas".




Los vendedores de cuentas abren una cuenta en Twitter con el fin de engordarla, ya saben, llenarla de numeritos, seguidores, personas que buscan leer frases todos los días, sin saber que en Google están a la vuelta de un click.

Estos vendedores de cuentas son expertos. Sí, son expertos, en copiar y pegar frases. Los RT de las frases de otras personas para ellos son la panacea, les quitan el RT y las colocan como propias, una maravilla.

Una vez que las cuentas están bien gorditas, como pavos en Thanks Giving o Pernil en Navidad, entonces viene lo bueno. Contactan a aquellos incautos que buscan obtener "beneficios" rápidos, aquellas marcas que "necesitan" números sin saber que números de seguidores no significa seguidores fieles a la marca ni conversación.

Ellos van moviendo sus "estrategias" por correo, enviando presupuestos que se elevan si llegan a ganar algún premio de esos que inflan egos y desenmascaran realidades.

Los vendedores de cuentas están claros, ellos llevan las redes sociales de las marcas, pero "sólo son expertos en Twitter", la frase es literal y verdadera. Claro está, en Facebook no puede cambiar el nombre de la cuenta de frases por la del cliente de turno que quiere que la cuenta @LasFrasesQueCopioDeGoogle con 200mill seguidores pase a ser @LaCuentaDeMiMarcaConSeguidoresQueNoSonLeales.



Al principio el asunto puede llamar la atención. Una vez que te vendan el paquete y la cuenta de frases pase a ser la cuenta de la marca, si de paso contrataron los "servicios de Community Manager" (desvergonzados que rayan el oficio), ellos prometen que nadie se dará cuenta del cambio.

Aquí viene la pregunta de rigor, ¿a quién quiere engañar una marca con seguidores que realmente no la siguen por voluntad propia? ¿Sabrán estos clientes que el enganche no se compra, que la lealtad, fidelidad, conversación e interacción en realidad no tienen precio?

Mientras existan personas descaradas como estas y clientes tontos que paguen por esto, la rosca seguirá, pero los unfollow vendrán, porque la gente se preguntará en qué momento comenzó a seguir a @LaCuentaDeMiMarcaConSeguidoresQueNoSonLeales, quiénes son y buscarán esa cuenta de copia y pega frases con la originalidad que sólo el Control C y Control V puede dar.




No te dejes embaucar. ¡Calma las ansias y la gula de seguidores! Trabaja con paciencia, buen contenido y tiempo en tu comunidad, que sean 10mil, 3mil o 20mil son tuyos, conseguidos con el sudor de tus Tweets y ellos te siguen porque TÚ eres tú y no fuíste alguien más.

Publicidad