La pregunta más importante que deberías hacerte


Hace un tiempo, mi amiga en la distancia, @marialerondon, colocó en Twitter un post en inglés: The Most Important Question You Can Ask Yourself Today, y me gustó tanto que voy a colocarlo traducido aquí para que puedan disfrutarlo y hacerse esa pregunta.




Todo el mundo quiere lo que se siente bien. Todo el mundo quiere vivir una vida feliz y fácil sin preocupaciones, enamorarse y tener sexo increíble y buenas relaciones, un aspecto perfect, ganar dinero, ser popular, muy respetado y admirado, al punto que la gente se separe como el Mar Rojo cuando entras en la habitación.

Todo el mundo quiere eso. Es fácil querer eso.

Si yo le pregunto, " ¿Qué es lo que quieres de la vida? " y usted dice algo como: " Yo quiero ser feliz y tener una gran familia y un trabajo que me guste, " es tan ubiquo que no significa nada.

Todo el mundo quiere eso. Entonces, ¿cuál es el punto?

Lo que es más interesante para mí es ¿qué dolor quieres ? ¿ Por qué estás dispuesto a luchar ? Porque parece que es un gran determinante de cómo nuestras vidas acaban .

Todo el mundo quiere tener un trabajo increíble y la independencia financiera, pero no todo el mundo está dispuesto a sufrir una semana de trabajo de 60 horas, los largos desplazamientos al trabajo, trámites incómodos, navegar por las jerarquías corporativas arbitrarias y los confines de un infiernal cubículo infinito. La gente quiere ser rica sin el riesgo, con la gratificación necesaria para acumular riqueza.

Todo el mundo quiere tener buen sexo y una relación increíble, pero no todo el mundo está dispuesto a ir a través de la comunicación difícil, los silencios incómodos, los sentimientos de dolor y el psicodrama emocional para llegar allí. Así que se establecen. Se instalan y se preguntan " ¿Qué pasa si ? " durante años y años, y hasta que la pregunta se transforma de " ¿Qué pasa si ? " a " ¿Para qué? " Y cuando los abogados van a casa y el pago de la pensión alimenticia está en el correo se suele decir, "¿Qué fue todo eso? " Si no fuera por sus estándares y expectativas para sí mismos bajados 20 años antes, entonces ¿para qué?

Porque la felicidad exige lucha. Sólo se puede evitar el dolor durante un tiempo antes de que llegue rugiendo a tu vida.

En la base de todo comportamiento humano, las buenas sensaciones que todos queremos son más o menos lo mismo. Por lo tanto, lo que queremos de la vida no está determinado por las buenas sensaciones que deseamos, sino por los sentimientos malos que estamos dispuestos a tener.

"Nada bueno en la vida viene fácil", nos han dicho cientos de veces. Las cosas buenas de la vida que logramos se definen por lo que disfrutamos del sufrimiento, por cómo disfrutamos la lucha.

La gente quiere un físico increíble. Pero no terminas con uno a menos que legítimamente te guste el dolor y el estrés físico que viene con vivir dentro de un gimnasio por horas y horas, a menos que te guste calcular y calibrar los alimentos que consumes, planificar tu vida hasta en el tamaño del plato y las porciones .

Las personas quieren iniciar su propio negocio o llegar a ser financieramente independiente.s Pero no terminan siendo un empresario exitoso a menos que encuentren una manera de amar el riesgo, la incertidumbre, los repetidos fracasos, y las horas de trabajo insanas sobre algo que usted no tiene idea de si tendrá éxito o no. Algunas personas se conectan para ese tipo de dolor, y esos son los que tienen éxito.

La gente quiere un novio o novia. Pero no terminan atrayendo a gente increíble sin amar a la turbulencia emocional que viene con los rechazos,la tensión sexual que nunca se soltó, y la mirada perdida en un teléfono que nunca suena. Es parte del juego del amor. No puedes ganar si no juegas.

Lo que determina tu éxito es " ¿ Cuánto dolor estás dispuesto a soportar ? "

Yo escribí en un artículo la semana pasada que siempre me ha gustado la idea de ser un surfist , sin embargo, yo nunca he hecho un esfuerzo constante para navegar con regularidad. La verdad es: no me gusta el dolor que viene con el remo hasta que mis brazos se adormecen y que el agua se dispare hacia mi nariz repetidamente. No es para mí. El costo es mayor que el beneficio. Y eso está bien.

Por otra parte, estoy dispuesto a vivir en una maleta durante meses, a balbucear alrededor en un idioma extranjero durante horas con las personas que no hablan inglés para tratar de comprar un teléfono celular, perderme en las nuevas ciudades una y otra vez. Porque ese es el tipo de dolor y el estrés que me gusta soportar. Ahí es donde reside mi pasión, no sólo en los placeres, sino en el estrés y el dolor.

Hay un montón de consejos por ahí que dicen: " ¡ Sólo tienes que desearlo lo suficiente ! "

Eso es cierto sólo en parte. Todo el mundo quiere algo. Y todo el mundo quiere algo mucho. Ellos simplemente no están siendo honestos con ellos mismos acerca de lo que realmente quieren.

Si desea los beneficios de algo en la vida, usted tiene que querer también los costos. Si desea el sixpack, hay que querer el sudor, el dolor, las madrugadas y la sensación de hambre. Si desea el yate, usted tiene que querer también las horas de la noche, los movimientos empresariales de riesgo y la posibilidad de molestar a una persona o diez.

Si quieres algo mes tras mes, año tras año, pero no pasa nada y nunca te acerques a ello, entonces tal vez lo que realmente quieres es una fantasía, una idealización, una imagen y una falsa promesa. Tal vez en realidad no deseas eso en lo absoluto.

Así que me pregunto, " ¿Cuánto estás dispuesto a sufrir? "

Porque usted tiene que elegir algo. No se puede tener una vida libre de dolor. No todo puede ser rosas y unicornios.

Elija cuánto usted está dispuesto a sufrir.

Porque esa es la pregunta que más importa. El placer es una pregunta fácil. Y casi todos nosotros tenemos la misma respuesta.

La pregunta más interesante es el dolor. ¿ Cuál es el dolor que quieres soportar ?

Porque esa respuesta te llevará realmente a alguna parte. Esa es la pregunta que puede cambiar tu vida. Es lo que me hace a mí y a ustedes. Es lo que nos define y nos separa y, en definitiva nos une.

Entonces , ¿qué va a ser?

Publicidad