El problema de etiquetar en las redes sociales


Cuando aparecieron las etiquetas en Facebook sabía que sería una pesadilla, pero no imaginé el ruido que harían. Afortundamente, tenemos la opción de que esas etiquetas se vean o no en nuestro muro y sobre todo, la opción -no, disculpen- el derecho, de pedirle a nuestros contactos que no nos etiqueten en cuanta fotico de gatico, perrito, comida o ventas de garage se les pasa por enfrente.

Sí. Me declaro enemiga N° 1 del etiquetado. Ese ruido es innecesario y abrumador. Sin contar que otros que tú no quieres, te ven en las fotos en donde te etiquetan. Pequeño detalle.




La "gracia" del etiquetado llegó a Twitter hace unos meses.

La idea de etiquetar a las personas en Twitter es poder mostrarle a tus amigos algo, ¿cierto? Que las marcas o medios de comunicación usen el etiquetado para llamar la atención y hacer que las personas se sientan "sutilmente" motivadas a hacerle RT al Tweet es una estrategia tan mala como abusiva.

Imaginen que están trabajando arduamente, pendientes de lo suyo. De pronto, ven su teléfono y/o correo saturado de mensajes de menciones de Twitter. Lo primero que piensas es que algo pasó y que tiene que ver contigo. Corres a tu cuenta a ver las menciones y zassss, un medio de comunicación te etiquetó en una foto o Tweet de algo que ni sabías que pasaba, que ni habías comentado y que sobre todo que ni habías solicitado.

Es en esos momentos en que el etiquetado se convierte en spam y decides dejar de seguir las cuentas o reportarlas como abusadoras. Tristemente es lo que son.

Afortunadamente, también en Twitter puedes quitar la opción de que te etiqueten




¡NO sigas estas malas prácticas! No tengas en cuenta estas malas estrategias. Si tu contenido es bueno, la gente hará RT a tu material sin tener que forzarlo de esta forma., sin tener que recurrir a algo tan desesperado y abusivo.


Publicidad