7 errores que se cometen en el marketing de contenido

7-errores-que-se-cometen-en-el-marketing-de-contenido


A la hora de crear contenido para la marca, ya sea personal o profesional, debemos tomar en cuenta algunos puntos para no cometer errores, como el Método AIDA para mejorar tu contenido, del cual escribí recientemente.

Algunos errores que puedes estar cometiendo
en tu marketing de contenido


errores-que-puedes-estar-cometiendo-en-tu-marketing-de-contenido


Contenido corto y sin sustancia


Cierto que el contenido en las redes sociales se digiere mejor si es corto y preciso, tipo snack, pero eso no significa que debe ser soso, falto de sal, falto de emoción, sin imágenes, sin gifs, sin videos, sin textos que llamen verdaderamente la atención de la comunidad.

Lo que no llama la atención queda simplemente como algo simpático que se leyó pero no se compartió porque no agregó valor.

Contenido duplicado


Colocar el mismo contenido en dos o más redes sociales sólo hará que la gente decida en cuál red social seguirte y lo(s) perderás en la(s) otra(s). Así de simple. Incluso, te seguirá(n) en donde menos spam sienta(n) que le haces.

Parece mentira que aún las marcas insisten en colocar el mismo contenido en Facebook e Instagram, mismas imágenes, mismos textos. No digo que el contenido no pueda repetirse, pero debe hacerse de una forma diferente, con imágenes diferentes, en tiempos diferentes. Y cuidado, que no todos los contenidos sirven en todas las redes sociales y ese comportamiento de tu comunidad lo conoce quien la maneja y mide cuál contenido funciona más y en dónde.

Exceso de contenido


Que el algoritmo de Facebook no ayude mucho en tu contenido no significa que debes postear cada hora. Si el contenido tiene enganche (comentarios + compartir) el algoritmo se encargará de que más personas lo vean. El que postees muy seguido espantará a los pocos que llega, no generará más enganche y tienes más chance de que oculten tus actualizaciones, todo esto le dice a Facebook que no eres interesante, lanzándote al pozo del olvido.
En Twitter pasas a ser una marca que hace mucho ruido, consiguiendo el "mute" o el "unfollow".
En Instagram simplemente te dejan de seguir, porque allí la gente quiere ver más a sus amigos y familiares que una marca que actualiza a cada momento.

Títulos amarillistas


Si buscas visitas a tu blog o página web y colocas títulos escandalosos o amarillistas perderás credibilidad y con ello seguidores. Nadie quiere entrar en una página web o en un blog que dice una cosa para captar la atención y ofrece algo diferente cuando lees el texto.

Contenido sin imagen


Somos 70 % visuales. ¿Por qué no aprovechar todas las herramientas con las que podemos crear contenido en imágenes, imágenes que llamen la atención?

Recuerda, dedicamos 8,25 segundos a lo que nos interesa y luego seguimos de largo.

Contenido sin valor, sólo branding


Nadie quiere que las marcas no hagan branding u ofrezcan sus productos y servicios, pero si eso es lo único que ofreces de contenido terminarás aburriéndolos. Dales valor, ayuda, respuestas, atención.

Contenido equivocado


Y por equivocado hablo de errores ortográficos, de redacción, errores en el manejo de las cuentas confundiendo la personal con la de la marca o imágenes que no correspondan con el texto. Todo esto sigue abundando en internet regalándonos ejemplos de mal uso de las redes sociales.


Les dejo también este post que hice sobre Cómo debe ser el contenido que compartimos en las redes sociales.


Publicidad