No creas estas 26 mentiras sobre las redes sociales

26-mentiras-sobre-las-redes-sociales


La siguiente infografía nos muestra 26 mentiras sobre las redes sociales que no debes creer ni que te las juren. Es más, el que te diga que son ciertas, es un vende humo. ;)

Describiré por qué estas tesis no tienen fundamento:

1.- Las redes sociales son gratis.

Descargar las aplicaciones o herramientas (Social Media) con las que creamos las redes sociales puede ser gratuito, pero el trabajo allí requiere de un pago por la persona que maneja las interacciones y comunicaciones, la persona que hace las imágenes y video, la persona que hace los reportes o análisis, y un largo etcétera. Así que gratis, no son.

2.- Las redes sociales son sólo para vender producto o servicios.

De hecho, no. Las redes sociales son maravillosas para crear lazos, enganche, compromiso o como quieras llamarlo y rara vez eso sucede con venta directa. Usa las redes sociales como un canal más de atención al cliente de tu empresa y verás como cambia para mejorar.

3.- No necesito monitorizar las redes sociales.

Lo que no se monitoriza ni se mide no avanza ni mejora. Además, ¿cómo pretendes saber lo que dice tu comunidad si no escuchas?

4.- Lo más importante es la cantidad de seguidores.

Mira, no. Puedes tener un millón de seguidores comprados y estos no harán conocer a otros el valor de tu marca, no compartirán lo bueno que ofreces, no generan enganche contigo ni con otros. Es decir, son un millón de mentiras. Siempre, siempre, siempre prefiere una comunidad basada en la calidad y no en la cantidad.

5.- Los resultados son inmediatos.

Tristemente, no es así. Revístete de mucha paciencia, porque hacer crecer una comunidad o lograr un objetivo requiere de tiempo, esmero, estrategia y pa-cien-cia.

6.- Para ganar más presencia debo comprar una cuenta con seguidores.

Misma respuesta anterior. Tal vez engañes a tu jefe o cliente, pero a una comunidad verdadera ni el no retorno de la inversión podrás engañarlos...

7.- Las redes sociales son muy fáciles de manejar.

Eso lo dice todo el que en verdad no sabe de qué va esto. Es como alguien que cree que sabe llevar las redes sociales de un grupo de entrenamiento sólo porque correr (por ejemplo), y sólo hace like a sus propias fotos, a las de sus amigos, toma foto de otras personas y les coloca el logo del grupo, no responde, no da información para el target de la marca y así. Sólo logrará con el tiempo que la comunidad que otro communinty manager ganó con esfuerzo se vaya perdiendo poco a poco. El profesionalismo se nota a legüas...

8.- Las redes socialeslas puede llevar mi cuñado que sabe de informática.

Sabrá de informática, pero eso no significa que tenga las cualidades que requiere un community manager.

9.- Las redes sociales las puede manejar mi hijo/a de 10 años.

Mira, poder manejarlas, puede. Que lo haga como un profesional, es otra cosa muy diferente. Y vaya que hay ejemplos de mal uso.

10.- Llevar las redes sociales no lleva demasiado tiempo.

Si crees que esto es programar e irte a la calle a pasear, esto no es lo tuyo. Cuando no estás programando, estás monitorizando o midiendo o haciendo estrategias o haciendo imágenes o viendo a tu competencia. Es tener las manos llenas de tareas pendientes, siempre.

11.- No necesito compartir información en las redes sociales.

No necesitas estar en las redes sociales, entonces.

12.- ¿Para qué necesito imagen corporativa, si para el perfil sirve cualquier imagen?

¿Acaso no quieres ser reconocido en cualquier parte, ya sea redes sociales o publicidad en prensa y televisión? Unificar tu imagen te da una presencia más profesional. Quedas en la mente más fácilmente.

13.- No necesito etiquetar a nadie en las redes sociales.

¡Y ES CIERTO! A menos que busques la atención de un influenciador en específico. Lo demás, es spam.

14.- La ortografía no importa mucho.

No importa si no te importa tu reputación ni tu marca. De resto, la ortografía y la redacción son los top 5 que debes tener en cuenta a la hora de estar en las redes sociales.

15.- Puedo tomar, quitar los créditos y publicar una imagen, ¡bah! nadie se dará cuenta.

Te cuento que hay herramientas para saber si infringes el derecho de autor y en algunos países está penalizado, sin contar que Google ayuda al autor original a eliminar la copia. Entre el cielo e internet no hay nada oculto.

16.- Y ¿para qué necesito responder las preguntas de las personas, igual él puede buscar la respuesta por Google, no?

Si tú no le das la facilidad de la información pueden ocurrir navrios escenarios: que tu competencia sí consienta a esa comunidad y la pierdas, que la información que consigan en internet sea errónea lo que te acarree un problema a la larga, que la comunidad pierda intereés en ti por tu ombliguismo.

17.- Todas las redes sociales son igual.

La riqueza de que sean diferentes nos hace expandir más nuestra creatividad. No, cada red social tiene un tono, un propósito y como tal debe ser tratada.

18.- ¿Importa mucho la cantidad de publicaciones?

Importa más saber cuándo harás esas publicaciones, a quiénes, en cuáles canales y que las publicaciones sea de calidad.

19.- Tengo 3.000 seguidores pero sigo a 7.000, ¿voy bien, no?

No. Seguir para que te sigan es una mala práctica extendida por los que quieren abultar las casilla con barajitas repetidas. Una cosa es que quieras seguir a todos los que te sigan (que no los vas a leer a todos) y otra es seguir para que te sigan, no por enganche sino por obligación.

20.- No comparto contenido de las demás marcas ya que me pueden quitar clientes.

¿Confías tan poco en tu producto que te da miedo la interacción? ¡Qué mal!

21.- Tienes que ser influyente.

Puedes ser influyente sin tener que ser popular. Si eres influyente en tu área seguro ganarás engache, pero no necesariamente debes serlo para comenzar. Eso es algo que se logra con tiempo y calidad.

22.- Debes ser feliz siempre en las redes sociales.

El entusiasmo y el positivismo atraen mucho más, pero eso no significa que debes colocar un emotjie riéndose en cada publicación.  Eso depende del contenido, del momento.

23.-  Debes renunciar a tu vida real y darle más prioridad a tu vida virtual.

Una va de la mano de la otra. El equilibrio es la premisa.

24.- Ya tengo presencia en todas las redes sociales, eso significa que mi marca está posicionada.

Tener presencia en todas las redes sociales no es sinónimo de éxito. El posicionamiento viene luego de aplicar muchas estrategias, no luego de abrir cuentas.

25.- Me arriesgo a recibir comentarios negativos si estoy en las redes sociales.

Los comentarios negativos existirán estés o no estés en las redes sociales. El asunto es tener un manual para saber cómo lidiar con los comentarios negativos y los trolles.

26.- Las redes sociales son sólo para empresas grandes.

De hecho, las empresas grandes tienden a comportarse tal como se critica en el Manifiesto Cluetrain y las pequeñas y medianas empresas lo hacen un poco mejor. Sea del tamaño que sea tu empresa, siempre que lo hagas bien tendrás éxito.

no-creas-estas-26-mentiras-sobre-las-redes-sociales


Y tú, ¿quieres agregar algo?



Publicidad