Solidaridad

Me puse a buscar en Google la palabra Solidaridad ya que no la conseguí en quienes pensé tenerla en estos días que han sido para mi tan tristes y tan llenos de lluvia interna, y esto fue lo que conseguí:

"Solidaridad: ...determinación firme y perseverante de empeñarse por el bien común."

Me identifíco tanto con esta palabra... Soy de las que cuando sabe que alguien está en problemas, está triste, tiene una pena, necesita algo, aunque sea un hombro para recibir golpes, salgo corriendo, así sea del baño con los cabellos mojados, para asistir a aquel que necesita mi mano. Llamo a quien tiene un dolor o está en problemas aún si no lo conozco. Me preocupo por alguien a quien apenas he visto un par de veces, si se que esta enfermo o tiene algún familiar acontecido.

No importa si esta lloviendo, si estoy viendo mi serie favorita, si no tengo saldo, yo igual AUNQUE SEA llamo para que sepan que estoy al pendiente, que estoy ahí, que estoy preocupada.

Sigo leyendo y palabras van, palabras vienen y no estoy de acuerdo con algo que dice que "la Solidaridad se da entre personas cercanas que mantienen un vínculo"; por lo menos yo soy solidaria aún cuando no conozca a la persona o no mantenga un vínculo ni de simpatía con ella.

"Lo que debe empujar a un hombre a ser verdaderamente solidario no es, en ningún momento, el hecho de que con eso se vaya a conseguir algún beneficio personal, sino la verdad de que esa otra persona es precisamente eso: persona." Completamente de acuerdo.

¿Es difícil ser solidario?...No lo sé, para mi no lo es, pero cuando la gente (no quiero decir LA VIDA o DIOS) nos decepciona de una manera contundente echando por tierra lo que tu creías como una amistad o al menos una camaradería, cuando en los momentos en que necesitaste un hombro para llorar, una llamada para descargarte, unas palabras para saber que no estabas sola en medio de tanto dolor lo único que conseguiste fue un vacío y un silencio que helaría cualquier tumba y decepcionaría hasta al mas bravo, es ahí cuando te preguntas si eres demasiado gafa o la gente demasiado poca gente.

Todos, sin excepción alguna, todos pasamos por el proceso de ver morir a un ser querido. La diferencia de como te sientas en muchas casos lo hace sentir la gente que se manifiesta para darte su apoyo y brindarte su palabra de aliento.

Tan fácil como una colecta, tan fácil como llamadas en cadena para avisar de una mejoría, de un accidente, de una enfermedad, tan fácil como comunicar....como hacer sentir que sabes, que estas ahí, que estas pendiente, que no estas solo.

Doy gracias a Dios por la fuerza que me ha dado, por quienes si pasaron y dejaron su mensaje en este blog mientras pasaba por todo el proceso.

Doy gracias a Dios porque me di cuenta que me equivoqué de gente, pero con mi Actitud y mi Aptitud sacaré la Altitud para salir adelante con la frente en alto y el alma limpia de saber que cuando me necesitaron ahí estuve y de que aunque no recibí lo mismo no me morí por eso, solo se despejó el panorama y me aclaró lo que estaba turbio.

Adelante, aunque duela, porque no hace falta quien no sabe apreciar lo que das con el corazón.

Publicidad