Todos perderemos todo!!!

Claudio Nazoa

¿Podría yo vivir como lo hacen los cubanos en su tierra, sin ningún privilegio como aspirar a tener una casa, un carro o simplemente accesar a Internet?

Este artículo esta dedicado a todos los venezolanos sin importar el lado del que están, así que les pido que por favor lo lean con detenimiento, en especial aquellas personas que por cualquier motivo apoyan al gobierno.

Dios quiera que la mano de la providencia me ilumine y permita que las ideas fluyan claras, precisas y despojadas de prejuicios y odios.

Jamás olvidaré una escena de la película El ultimo Emperador, en la cual el monarca, ya viejo y convertido en jardinero por la revolución cultural china,ve pasar frente a el a un grupo de prisioneros vestidos de gris con un humillante letrero colgado al cuello donde se podía leer el supuesto delito por ellos cometido. Delitos como creer en otra religión, poseer libros diferentes a El libro rojo de Mao, besarse en publico o tener una maquina de escribir. Cualquier cosa que no fuera adorar a Mao Tse-tung era razón suficiente para ser encarcelado y humillado públicamente.

Lo cierto es que en la pelí­cula, el emperador gira tímidamente su rostro hacia una multitud de fanáticos que injuriaban y golpeaban a los infelices que venían amarrados. Cual no sería su sorpresa al reconocer entre los detenidos al esbirro principal de cuando él fue también hecho preso, humillado y despojado de los mas mínimos derechos que puede tener un ser humano.

El par de segundos que dura el cruce de miradas entre el último emperador y el antiguo esbirro torturador puede ocurrir pronto entre los venezolanos si no nos unimos, no en contra del Gobierno, sino a favor de nosotros mismos.

Me gustaría que en un acto de objetividad y sinceridad las personas que apoyan al Gobierno mediten seriamente lo que esta pasando.

El llamado es para aquellos honestos que tienen una pequeña finca, una casa en la playa o un apartamento logrado con trabajo y esfuerzo.

El llamado también es para los obreros que tienen buenos empleos en empresas serias, para los trabajadores del campo que laboran con patrones responsables y para algunos intelectuales y artistas que de buena fe apoyan al Gobierno. Sincérense con ustedes mismos, háganse la siguiente pregunta y respóndanla íntimamente sin comentario con nadie: ¿Podrí­a yo vivir como lo hacen los cubanos en su tierra, sin ningún tipo de privilegio como aspirar a tener una casa, un carro o simplemente accesar a Internet?

Las revoluciones no perdonan, recuerden lo que ocurría con los actores de la francesa, no olviden a Stalin, a Pol Pot en Camboya, a Kim Il Sung en Corea del Norte, a Mao Tse-tung y a su esposa en china, a los esposos Ceausescu en Rumania, todos estos criminales asesinaron mucha más gente que Hitler. Las revoluciones son como las viudas negras, arañas que matan a sus consortes después que los utilizan para la cópula.

Los que hoy persiguen también serán perseguidos. Los que hoy jalan bola y sapean, mañana nos llamaran para decir que no sabí­an como eran las cosas. Todavía estamos a tiempo. Lo primero es no ser indiferentes a los ataques que sufren otros. No se entreguen ni se desanimen. No se queden callados. No tengan miedo. Piensen que hemos tenido un paí­s que cometió muchos errores y muchos sinvergüenzas nos gobernaron pero era un paí­s donde cabí­amos todos ¿o no?

En lo personal, viniendo yo de la izquierda, siempre trabajé con los Gobiernos de Acción Democrática y COPEI. Nunca me preguntaron si habí­a votado por sus candidatos o si habí­a firmado en contra de ellos. Eran tiempos en que éramos adversarios pero no enemigos.

Todos los que hoy excluyen y siembran odios en el área de la cultura vivieron muy bien durante los horrorosos 40 años de Acción Democrática y COPEI: compraron sus casas, sus carros, viajaron representando a Venezuela y mandaron a sus hijos con becas del Estado a estudiar fuera, algunos, inclusive, trabajaron como representantes culturales en embajadas.

Queda poco tiempo, pero queda tiempo. No nos caigamos a embustes, la cosa es difícil pero todavía se puede hacer algo.

Una pequeña luz se ha asomado. La mayoría de los partidos de oposición se unieron. A lo mejor no era lo que muchas personas aspiraban ¿Pero acaso cuando se hundía el Titanic a las personas que estaban a punto de ahogarse les importo si la balsa en que se iban a salvar era blanca, verde o rosada? Creo que es hora de apoyarnos a nosotros mismos. Dejemos ya la necedad de la abstención.

Volvamos a la calle con optimismo, fe y sin miedo, porque sino ¡Todos perderemos todo!..... Hasta ellos, cuando caigan en desgracia y ya no los necesiten. Piénsenlo, no vaya a ser que nos pase como al último emperador.

VENEZUELA SANGRA...

Y no me preguntes lo que debes hacer, dime lo que estás haciendo por tu patria...

Hoy despedí a un gran gran gran amigo que se va del pais buscando un mejor futuro para sus hijos y escapando de un pais que se estça destruyendo poco a poco y a pedazos...Y digo yo....¨¿Por qué chingados no se va el desgraciado de Chávez???? ¿Hasta cuándoooo????

11 comentarios :

Salva dijo...

Curiosa, pero es que es el miedo... aunque no lo creas el miedo puede mas que 3 o 4 millones de venezolanos... Muchos saben lo que perderemos, y no falta mucho para eso, ya hemos perdido bastante, imagina lo que falta!, pero el miedo a salir, el miedo a manifestar nos limita. Ojala fuese tan simple : (

dj alejo dijo...

Tienes mucha razón en cuanto a que no podemos quedarnos callados frente a los ataques que sufren otros. Un panfleto del MAS decía algo como esto:

- Cuando llegaron por los campesinos no dije nada, porque yo no era campesino.

- Cuando llegaron por los judios no dije nada, porque yo no era judio.

- Cuando llegaron por los periodistas no dije nada, porque yo no era periodista.

- Cuando llegaron por mi no había quién protestara, no quedaba nadie.

El Trimardito dijo...

Yo espero volver pronto, porque como yo si es verdad que No me lo calo, no le voy a dejar las cosas fáciles, lo siento por los chavistas.

Saludos!!

J-oda dijo...

El Anterior párraco de mi pueblito siempre nos decía en la misa de jóvenes:
"Hay que ser mansos, pero no amansados"

No faltaba uno de los chicos que le imitara y dijese:
"Hay que ser mansos pero no mensos"

Besitos mi linda!

Curiosa dijo...

Salva,miedo???? acaso no da mas miedo que nos lo quiten todo? acaso no da mas miedo que nos muramos de hambre y nos quiten a nuestros hijos,nuestra libertad? No salva,perdoname,pero el miedo es a lo que hay que tenerle miedo...a mas nada!!!
dj alejo, asi nos vamos a quedar.
Tri,Bravo por ti!!!
j-oda,pos nos estamos pasando de mensos manita

★ Gabriela ★ dijo...

Hay Curiosilla.... aunque esté muy lejos siento miedo también!!!
Yo me pregunto a diario...en que va a parar todo esto!!!
Que va a pasar dios mio!!!

pelirroja78 dijo...

Duro pero cierto.....hay que trabajar por ello...y no dejar que nos roben el pais

Siry dijo...

Es tanto el odio que ha sembrado este regimen, ellos están muy conscientes de hacia donde vamos, pero como dice papá consientes perder un ojo a cambio que el país entero pierda los dos. Es odio, resentimiento, venganza, mucho sentimientos bajos.
Estamos a tiempo, los seres con un poco de consciencia en realidad somos la mayoría, solo que parece que muchos están aguev...

Martha Beatriz dijo...

Tu y yo estamos sincronizadas: muy bueno el artículo y sobre despedidas y exilio hago tambi'en un post...la cosa est'a bien, pero bien fea :( Muchos saludos.

La LLama Violeta dijo...

apoyo y comparto cada una de tus palabras... la nota no es pelear... es pensar en el futuro cercano...

un besito...

Jeanfreddy dijo...

Se está volviendo recurrente el hecho de despedir amigos al exilio... y más aún -afortunadamente- la esperanza que aún podemos cambiar. Excelente.

Publicidad