15 dias más

Una sentencia: Debes hacer fisioterapia y estar mas tiempo de reposo.

Un dolor: Aparte del lumbar. la inyección intervertebral que me colocó.

Un diagnóstico: Una lumbalgia muy fuerte.

Una observación: Un trabajo forzoso.

Una reflexión: Eso no es vida mi amor, ese trabajo no es vida.

Una lección: Ningún trabajo vale la pena para arriesgar tu salud...mucho menos cuando no quieren pagarte tus días de reposo y tu puesto pende de un hilo por estar enferma (gracias a ellos)

Un fastidio: Las enfermas ex-empleadas que siguen llamando para molestar/amenazar.

Una decisión: Tengo que conseguir otro trabajo YA!

Una tristeza: Me gustaba mi trabajo cuando creí que era lo que me habían prometido y donde creí que iba a durar mucho tiempo.

3 comentarios :

Ricardo dijo...

Yo pasé por una experiencia similar, mi trabajo lo era todo, sí, ganaba buen dinero, también, pero a costa de un horario maligno, cero vida social y la espalda que aun molesta de vez en cuando.

Cuando dejé de trabajar allí pensé que se me cerraban las puertas, pero, la salud y la alegría volvieron a mi vida.

Que te mejores, de corazón, ánimo a esa alma, y salud al cuerpo

Carilisve dijo...

Un trabajo no lo es todo... A meter curriculums y esperar, algo bueno aparecerá.
Saludos y que te mejores

jose montalvo dijo...

Animo, chama, que la vida es un momento y las ex-empleadas mándalas a que se laven ese .... con creolina preferiblemente

Publicidad