Las competencias llegan a la 2.0

Soy una persona bastante competiviva, PERO también soy una persona bastante práctica, realista, objetiva (al menos trato), por lo que sé hasta dónde puedo llegar, qué puedo o qué no puedo hacer, y no ando soñando con pajaritos embarazados en muchas cosas de la vida, ni me siento mal sabiendo cuáles son mis límites. Eso no me disminuye, por el contrario.

Estar en redes sociales, blogs, microbloggings, y demás especies de la 2.0 debería ser la parte relajante de nuestro día a día, INCLUSO para los que trabajan en ella, pero cada día, mientras entra más y más gente a este mundo virtual que cada día se parece más al real, me doy cuenta de que hay una imperiosa necesidad de convertir todo en una eterna competencia.

Competencia para saber quién tiene más seguidores, quién sigue a más personas, quién tiene más tweets, quién está en los primeros lugares del #FollowFriday o #FF, quién hace tweets más interesantes, quién rebloggea más en Tumblr, quién tiene más "amigos" en Facebook, quién maneja más redes sociales, quién más, quién más, quién más...

Es como si no se pudiera llevar a la ligera el estar, el seguir, el escribir. Es como si no se pudiera disfrutar libremente sin la necesidad de sentir que son "más que los demás".

Cuestión de ego, diría Buddha. Y que razón tienen esas palabras.

Es como llenar un saco, pero de aire, porque en realidad esa competencia no tiene sentido si en el camino pierdes la esencia de disfrutar de las pequeñas maravillas que todas esas redes te ofrecen.

Lo que se ha puesto "de moda" ahora es unirse y buscar alianzas para que un usuario de Twitter le dé #FollowFriday a otro que tenga muchos seguidores y que este mismo también te dé #FollowFriday y así ganar seguidores entre los ya miles que tienen ... es decir... seguimos con lo del álbum de barajitas y la colección de avatares y gente... Algo que les llena, al parecer.

Respeto el comportamiento de cada quien, ignoro cuando quieren involucrarme en esas cosas, porque si algo me enseñaron desde pequeña es a ganarme las cosas con el sudor de MI esfuerzo, pero sobretodo porque yo no estoy ni en Twitter, ni en Facebook, ni en Tumblr, ni en Flickr, ni en niguna de esas otras redes para competir con nadie sino para pasarla bien. El que me siga es porque le gusta lo que lee, no porque enseño "las lolas" en mi avatar, o porque me tomo mil fotos sexy y las monto para que todos la vean. NO. El que me sigue es porque le gusta lo que escribo, sea info de otras partes, sea contenido propio o mis loqueras personales. El que me sigue es porque no le importa ni le interesa si tengo 41 o 20 años, si soy bajita o soy alta, si estoy gordita o esquelética, si estoy buenota o soy un adefesio, si tengo canas y arrugas o si me las tiño y me las maquillo; me sigue por lo que lee de mi, no por como yo me veo.

Creo que la magia de la 2.0 es que te agraden las personas por lo que reflejan sus letras y no por su apariencia y en ese sentido el ir por la ruta del internet coleccionando, intercambiando y haciendo "alianzas" para ganarse más gente es algo sin sentido y absurdo, al menos para mi.

Y para terminar sólo me resta parafrasear a Miguelito, de Mafalda:

"Yo lo que quiero que me salga bien es la vida"

Publicidad