Si te ríes en Havanna Café te sacan


El Viernes 16 de septiembre decidí reunirme con unos amigos para celebrar el cumpleaños que no pude celebrar con ellos. Nada del otro mundo, sólo reunirnos en un local y pasar el rato, sobre todo después de la triste semana que tuve.

Decidimos vernos en el Centro San Ignacio, y a mi me dio por ir a Havanna Café...¡CRASO ERROR!

Al llegar allí con @GiovaVivas lo primero que notamos era la "carota" de los empleados que ni nos ayudaron a conseguir una mesa, sin embargo, compramos un frappé, un té, un havannette y un alfajor para comerlos mientras llegaba el resto de grupo.

Lo que sí noté es que la cajera me dijo que era Bs. 76,80 y al yo darle Bs. 80 me devolvió Bs. 20 y no me dio factura, sin contar que la transacción la hizo muy misteriosamente. En ese momento pensé en hablar con el encargado de la tienda, ya que esto da muy mala imagen, pero eso era sólo el principio de una muy mala noche en ese local.

Al rato se une a nosotras @GraceKa y decidimos intentar conseguir una mesa. Había 2 mesas para 2 personas, una detrás de la otra, y cuando quisimos unirlas nos dijeron que no estaba permitido, con mala cara por cierto.

Así, éramos 3 personas en 1 mesa para 2.

Llega @GataLoca, quién estuvo parada un buen rato, hasta que logramos conseguir la mesa que estaba a nuestro lado y unirlas.

En la barra estaba @Frankblackhal que coincidencialmente estaba comprando un café. Se une a nuestro grupo. Él se sienta en la parte saliente de la mesa, sin que nadie nos dijera nada.

Como es NORMAL en un grupo de amigos, comenzamos a hablar, reírnos mientras twitteábamos, y de lo que hablábamos. Vamos, que mis amigas estaban tratando de hacer lo imposible para que yo me riera después de la muerte de otra amiga. Estábamos pasando un buen rato.

Se va @Franckblackhal y llega @Salvagoxo. Salva quiso sentarse donde estaba sentado Frank y el muchacho que nos estaba atendiendo ya no estaba, por lo que entra en escena la más odiosa de las mesoneras que desafortunadamente nos ha atendido (misma muchacha por la que me fui de ese local molesta meses atrás). La muy "educada" jovencita le dice a Salva que no puede sentarse allí. Ese mismo sitio en dónde minutos antes estaba sentada otra persona...

Seguimos hablando sin darle mucha importancia, pues la idea era pasar un buen momento. Las risas iban y venían. Nadie se quitó la ropa ni dijo groserías. Nadie se estaba riendo de algún comensal ni estaba siendo pesado o inoportuno, sin embargo, la jovencita que nos desantendía en la mesa se acercó a decirnos que la gente se estaba quejando (a nuestro alrededor no vimos ni una sola cara de asentir a lo que esta muchacha nos estaba diciendo), y que ese era un lugar serio. Que bajáramos la voz y teníamos que irnos.


Nos quedamos mudos, indignados. Estábamos consumiendo y no era sólo agua mineral, en la mesa había un consumo de Bs. 300, que para ser un localcito de café es bastante, además no nos íbamos todavía. Y a eso súmenle los Bs. 100 que yo ya había gastado mientras esperaba la mesa.

Si estábamos haciendo tal "escándalo" como decía ella, la manera más indicada, la más educada, era decirlo de otra forma, no decirnos que nos callábamos o nos fuéramos. Allí no se estaba irrespetando a nadie. Para colmo enfatizar el "este es un sitio serio" era como decirnos que estábamos haciendo las veces de un show de circo, desnudos, irrespetos, actos de cabaret, que Havanna Café es un lugar de amargados, en donde reírse no está permitido. Y nosotros que creíamos que era un lugar de esparcimiento y disfrute. Ni en la funeraria en donde estuve el día anterior nos dijeron nada cuando nos reímos de un chiste acerca de la amiga que estábamos velando...

Comenzamos a quejarnos en Twitter del abuso y la falta de respeto que tuvimos en ese local. Apenas el sábado en la mañana alguien me dice que la cuenta de Havanna Café @havannaveestaba twitteando acerca del desayuno, cosa que nos hizo suponer que:

1.- Los tweets son programados y desatendidos.
2.- No tienen Community Manager y si lo tienen es un desastre.
3.- La mala educación de los locales se transpola a las redes sociales.

Desde el Viernes hasta el Domingo en la noche la queja hacia Havanna Café tuvo más de 300 menciones, y un hashtag propio: #SiTeRiesEnHavannaTeSacan.

Incluso se involucró a la cuenta de Havanna Café en Argentina y hubo gente que dijo que si no respondían no pisaban más sus locales.

A mi ni que me regalen un local vuelvo a ese sitio.

Apenas hoy en la mañana la cuenta de Havanna Café, que no sabemos de cuál tienda es porque entendemos que son una franquicia, se comunicó conmigo diciendo lo siguiente:



Una sola persona alegó, en el caso de la inexistente respuesta en Twitter de Havanna Café, que no tenían Community Manager o que la cuenta la manejaban los dueños. Para mí, que sí soy Community Manager, no tienen excusa. Si estás en las redes debes saber que las personas que están allí no descansan, y que la respuesta a tiempo es crucial en un caso de crisis.

De las más de 300 menciones que se hicieron del caso, 290 eran quejas de su mal servicio en TODOS los locales. Lo que hace pensar que es parte de su lema de trabajo.

Particularmente dejé de ir a su local del CCCT y el Líder por la pésima atención, mejor dicho, porque nunca atienden y tienes que acercarte tu mismo a pedir lo que quieres y esperas una eternidad a que lleguen las cosas, que generalmente llegan frías, y de paso otra eternidad para pagar.

El que existan tantas quejas acerca de lo mismo en un local de SERVICIO en donde el cliente PAGA para ser atendido y obtener un beneficio o producto que ofrecen, me hace pensar que esta gente es de las que se sienta cómodamente nutriéndose de sus productos, que no son comunes en el mercado, y que les importa muy poco lo que opine el público.

¿Qué tanto puede, en este punto, solucionarme Havanna Café? Eso lo veremos cuando en unos minutos les envíe este post de uno de los grandes DISGUSTOS que he tenido en un local.

No volveré a esas tiendas.

No recomendaré esos locales.

A todo el que pueda le comentaré que nos sacaron de Havanna Café por reírnos, porque ese es "un lugar serio", y que no vayan más allí.


Si Havanna Café es "un lugar serio" lo mejor es que coloquen unos cartelitos como estos en las entradas:





Post de De Gusto y Disgusto

Esta fue la respuesta que nos dieron por Twitter, 1 hora después de realizado este post:


...

4 comentarios :

Oscar Terán dijo...

Yo pensé que nadie iba a hacer algún comentario al respecto... yo soy amante de ése café y dejé ir por su PÉSIMO SERVICIO, tanto en el San Ignacio como en el Millenium y en Líder, yo soy un tipo de persona que siempre le regala una sonrisa al que me está atendiendo y trato de unirlo al grupo para que nos ofrezca un mejor servicio al de los demás, pero en ése local no existe artimaña que ayude al personal que labora allí a dar un servicio de calidad, las malas caras y la escaces de respuestas obtenidas son el pan nuestro de cada día... Sería interesante que el personal nos hiciera sentir tan cómodos en su recinto para que les demos más propina y asistamos cada vez más; pero, como siempre existe un pero, el problema no es ellos, el GRAN PROBLEMA ES QUE NO EXISTE GERENCIA, un local SIN GERENCIA o algún doliente cae rápidamente por la sonrisa inexistente de sus empleados... Y CONDENO terriblemente que a alguien lo tenga que sacar de un local por demostrar alegría en exceso, nunca he conocido un lugar que para ingresar es de caracter sine qua non tener mal humor... Felicito al creador de éste post!!!

Lupita Rivers dijo...

Hola Oscar, muchos son los que se quejan del local, lo malo es que no lo dicen y siguen yendo al local por sus productos, lo que hace que a la "gerencia" le import un pito pues sigue entrando dinero a sus bolsillos.
A casi un año del incidente, sigo manteniendo mi postura, no regreso, no compro sus productos y no los recomiendo.
Si el cliente, que es quien paga, no hace sentir lo mal que es atendido y estas cosas siguen sucediendo la culpa es de nosotros, no de la mala gerencia, pues una vez que se haga sentir en masa lo mal atendidos que somos en estos locales, la gente deja de ir y ellos dejan de ganar.
Gracias por unir tu voz.

maria eugenia barreto sergent dijo...

No había leído esto. Tuve la oportunidad de estar en Buenos Aires y un café Havanna allá es otra cosa, que diferencia. Yo solo fui una vez en ccs y fue en el san Ignacio, terrible, no volví. No me dieron lo que pedir, me atendieron mal y con mala cara. Lo triste es q ya es algo común en locales de Caracas, cualquiera que tenga servicio al cliente. No se si ha cambiado, pero podemos organizar una "nueva " visita, tipo flashmob, ocupar todas las mesas y ver el servicio. Si hay algo que un gerente teme es un amotinamiento general al mismo tiempo, tipo protesta. Buena campaña la que hicieron. Mientras tanto los havanna de farmatodo con un café en casa no esta mal para seguir disfrutando el producto.

Lupita Curiosa Rivers dijo...

Hola María Eugenia, yo ya no les pierdo tiempo, conmigo perdieron un cliente y gracias a mi, otros tanto que se cansaron de su pésimo servicio.
Con respecto a Argentina, me han comentado lo mismo. Lo malo es que acudimos a ellos y no hicieron nada tampoco.
Gracias por comentar tu mala experiencia.
Saludos.

Publicidad