La importancia de los micro-influenciadores

importancia-micro-influenciadores

La importancia de los micro-influenciadores


Los influenciadores han tenido un momento importante en las redes sociales, pero cuando llegaron las mediciones muchos se dieron cuenta que tener como influenciador a alguien popular no generaba precisamente todo eso que creían.


ser-popular-no-significa-ser-buen-influenciador











Una persona que tenga muchos seguidores en las redes sociales puede ser popular, pero no necesariamente va a saber transmitir el mensaje que queremos, le va a dar el toque que necesitamos y, peor aún, no todos sus seguidores tienen que ser reales (compra de seguidores. Cof, cof).

Por estas y otras razones "nacieron" los micro-influenciadores. En realidad ya estaban allí, hablando de las marcas, recomendando lo que les gustaba, mostrándolas sin ser reconocidos. Esos micro-influenciadores son los que atraen el tráfico orgánico, llegan al target correcto, tienen una influencia real en determinadas áreas y son seguidos justamente por eso.

Los micro-influenciadores no necesariamente tienen miles de seguidores, ellos tienen seguidores de calidad 


Quienes los siguen saben cómo se expresan, confían en sus actualizaciones.

Una encuesta de 2 millones de influenciadores en Social Media de la plataforma de marketing Markerly mostró que los influenciadores en Instagram con menos de 1.000 seguidores tienen una tasa de "me gusta" de un 8 %, mientras que los que tienen entre 1.000 y 10.000 seguidores tienen una tasa del 4 %.

Como mala noticia, Markerly dice que la tasa de "me gusta" sigue disminuyendo en los influenciadores con 10.000 a 100.000 seguidores; estos obtienen un 2,4 %, y que tienen entre 1 millón a 10 millones de seguidores apenas tienen una tasa de "me gusta" de 1,7 %. Lo mismo ocurre con la tasa de los comentarios.


Markerly-estudio-micro-influenciadores


Para pensarlo, ¿no?

Sarah Ware, CEO y co-fundador de Markerly, dijo que cuando su empresa tuvo contrato de influencia con las hermanas Kardashian y Jenner en Instagram con el nombre de una compañía de té para bajar de peso, las celebridades ayudaron a ganar cientos de conversiones. Lo cual está muy bien. Sin embargo, mediante la activación de 30 a 40 "micro-influenciadores", la marca fue capaz de convertir a un nivel aún más alto. Sí, ¡más alto que las Kardashian!.

Sucede que la mayoría de los que siguen a estas celebridades las siguen para saber qué hacen, pero no necesariamente lo que consumen, usan o recomiendan. En cambio, los micro-influenciadores que hablan de temas específicos tienen un alcance y enganche más elevado justamente por eso. ¡Dan en el clavo!

En el estudio definen a los micro-influenciadores como personas con menos de 10.000 seguidores. Escarbando en este mundo que se está viciando, me atrevería a decir que los que tienen mucho menos de 5.000 son perfectos. Claro, todo depende. Y nos queda a nosotros monitorizarlos e investigarlos.

"Vemos a micro-influenciadores que consiguen un promedio de 2 a 5 veces más alcance y compromiso orgánico enr Instagram en comparación con aquellos que tienen más de 100.000 seguidores," dijo el CEO de Gnack, Chris González.

A mayor audiencia, menor interacción


Sucede también que mientras más seguidores tienen algunas personas interactúan menos con ellas. Si tenemos en cuenta el algoritmo en Instagram, que esa interacción baje no ayuda. Los micro-influenciadores interactúan con sus seguidores constantemente, sus intereses son casi los mismos, tienen nichos específicos. Quienes los siguen lo hacen porque saben que hablan de determinados temas.

Encontrar al micro-influenciador adecuado, que plasme su personalidad, que sepa cómo interactuar y no pierda su encanto dará sus frutos a la marca.

Mantén a tus micro-influenciadores contentos, trátalos como VIP, dales productos gratis o acceso a tus servicios, agrega regalos, eventos, únete a ellos y que ellos se unan al resto de tus influenciadores y verás los resultados. Y muy importante, cuando termines el marketing de influencia déjales saber. Algunas marcas cometen el error de simplemente dejar de comunicarse con los influenciadores y dejarlos en el limbo...

Publicidad