Influenciadora destapa montaje de seguidores en Instagram

influenciadora-compra-seguidores-comentarios-instagram


Constantemente recalco que lo importante no es el número de seguidores como la interacción que tenemos con ellos. Que lo importante no es tener miles o millones de seguidores si escasean los comentarios o compartidos.

Basarse solamente en el número de followers obedece más a inflar el ego, y con eso como meta, muchas agencias, marcas, community managers e influenciadores han caído en el juego de comprar seguidores, me gusta o comentarios.

He sabido de grupos en WhatsApp en donde los involucrados dan "like" a las fotos en Instagram de una cuenta específica para así abultar el número y dar la apariencia de enganche. Un enganche que no existe.

Esta vez, una influenciadora destapa la olla.

La fotógrafa Sara Melotti reveló muchas artimañas en un artículo de la edición australiana del Daily Mail: "Nuestros números comenzaron a caer, la gente dejaba de ver nuestras imágenes y algunos reaccionaron para engañar al algoritmo (de Instagram). La primera reacción consistió en acudir a las empresas de compra de likes, comentarios y seguidores. Por algunos centenares de Euros es sencillo alcanzar un volumen suficiente para asemejarte a una estrella de internet".

Añadió también que "otros optaron por llamar la atención siguiendo de manera fugaz a un gran número de usuarios y comentando páginas al azar o pagando a personas para que lo hicieran. Robots de comentarios que crecieron como setas", explicó.

También habló de la táctica que les comenté al principio: "Otra de las trampas para inflar los comentarios es el intercambio de likes" en grupos de entre 10 y 15 personas. Cada vez que alguien publica algo en una cuenta objetivo, la coloca en el grupo para que todos la comenten y le den like".

Al final siempre digo, ¿cuál es la gracia de esto si al final el ROI sigue estando en el suelo?

Las comunidades no son tan tontas, ya muchos averiguan esos abultados números y, afortunadamente, siempre hay alguien que los desenmascare.

Es cierto que es importante obtener la mayor cantidad de comentarios e interacción en la primera hora de colocar el post, pero orgánicamente.

Hace unos meses me di cuenta que muchas de las cuentas de gastronomía en Venezuela comenzaron a subir drásticamente su número de seguidores de una semana a otra. Quien se estaba encargando del asunto no disimuló pues todas pasaron a tener casi la misma cantidad de seguidores, pero los comentarios seguían siendo nulos.

Si ahora también se va a sumar la moda de "comprar" los comentarios déjeme decirle al que haga que esto que su comportamiento es sumamente patético y claramente no cree en la marca y mucho menos en su trabajo.


Publicidad