¿Rebeldía sin causa o pelear por pelear?

Yo no recuerdo haber llegado a mi colegio, universidad, trabajo, hotmail, gmail, blogger y para de contar, a tratar de cambiarles las reglas del juego.

No recuerdo haberme levantado en plena clase o en plena oficina a decirle al profesor o jefe: "A mi no me gusta esto y lo voy a cambiar"

No recuerdo haber llegado a una empresa directamente con la idea de cambiarle las reglas del juego.

A la primera uno tiene que amoldarse a las reglas del lugar en donde está. Ya con el tiempo, y dependiendo del lugar, uno va incorporando cambios porque es cierto que todo cambia y nada se estanca, pero de buenas a primeras llegar y sólo porque tienes muchos "amigos" o tienes un buen "cargo" cambiar las reglas del juego yo nunca lo he visto ni creo que resulte.

No se si es porque desde pequeña me enseñaron hacer caso o porque estudié en un colegio de monjas ( :S ) o porque simplemente me gusta hacer las cosas lo más correctas posibles, pero no comulgo con eso de querer cambiarlo todo simplemente porque A MI no me gusta como está. Y miren que yo he sido y soy rebelde, pero no creo ser una rebelde sin causa. Mi terquedad, por lo general, tiene su motivo y su razón. Seguramente defiendo algo en lo que creo y eso lo hago a capa y espada. Si estoy equivocada me costará, pero rectifico.

En fin que viendo algunas cosas me he dado cuenta de que no se si es por moda, o que se yo, la gente últimamente no quiere aprender sino que se estanca en pensar y decir: "A mi me gusta así y así lo voy hacer y punto" Esto se aplica al chamo de mi edificio que en vez de salir por la puerta principal sale por la puerta del estacionamiento (exponiéndonos a todos a un robo al dejar las puertas abiertas) para ahorrarse unos 20 pasos, o sea, por flojera pues.
También se aplica a la señora que no pisa el botón de alto cuando alguien más se va a montar en el ascensor, sólo porque a ella le hicieron lo mismo una vez (que absurdo)
En las redes podemos aplicarlo en aquello de: "Yo no hago el RT como dices porque me da flojera" o el típico "Twitter es libre. Yo escribo como quiero" (Puedes escribir lo que quieras, pero debes saber hacerlo. Creo yo)

Se aplica en las reglas de ortografía y la manera de escribir de muchos hoy en día y que no quieren cambiar.
Pero si todo eso es una conducta absurda e inmadura (y hasta peligrosa en el caso del edificio) peor es molestarse cuando te corrigen. El chamo de la puerta del estacionamiento casi le pega a la conserje porque "A él le da la gana de salir por ahí y él hace con su vida lo que quiere". La señora del ascensor casi le pega al señor cuando este le dijo que si no conocía el botón de Alto para él poder montarse. En las redes por corregir te tratan de Divo o Rey...

¿Es parte de la rebeldía sin causa el sentirse "amenazado" por otro que tenga la razón, que pueda enseñarte algo, que sepa más que tu o que piense distinto? Como les dije, yo soy rebelde, pero no soy bruta, se diferenciar cuando alguien sabe más que yo (y son la mayoría), puedo ser humilde y reconocer que me equivoqué escribiendo algo (con todo y mi dislexia al escribir), puedo volver a pensar si lo que estoy haciendo está bien o está mal y sobre todo tengo la inteligencia de llegar a un sitio y adaptarme antes de cambiarlo simplemente porque no se adapta a lo que quiero (para eso me voy a otro lugar y punto).

¿Es parte de la rebeldía sin causa el querer cambiar todo aunque no tenga sentido? ¿El atacar a los demás? Parece que si.

Apliquemos el ejemplo a lo que está de moda ahora: Twitter. Yo entro y veo que la manera como escriben, interactuan, la jerga, etc., no se adapta a lo que quiero y espero un tiempito y comienzo a cambiarlo todo, a criticar, a vociferar. ¿Soy yo la arrogante por querer hacerlo o es arrogante el que me dice que las cosas se hacen de una cierta manera? ¡AH! Pero puedo escudarme en que los tiempos cambian y en que "tooooooooooodo el mundo dice que Twitter es libre y puede usarse como quiera"... Claro, pero el "como quieras" no incluye destrozarlo, dividirlo, hacerlo un campo de batalla. Todo es relativo, todo. Repito, puedes escribir lo que quieras, la cuestión es cómo hacerlo.

Un lugar que era light se ha convertido en campo de batalla para grandes egos y mentes pequeñas. Como dije, es como llegar a Hotmail o Gmail y decirles que no te gusta como se ve y llegar a cambiarlo todo...Jajajajaja.

Me gustaría verlos por un huequito en lo que llaman la vida 1.0, en un grupo de gente del cual seguramente serán sacados a punta de insultos por su soberbia. No cuenten a los que se quedan por conveniencia, eso es otro cuento.

¿Por qué el adaptarse cuesta tanto? A todos nos cuesta. De ahí tantos fracasos en las relaciones, pero la cuestión es que a unos les cuesta más que a otros dar un poco el brazo a torcer. (Vuelve el ego arrepentido)

¿Por qué en vez de proponer impera el imponer?

¿Por qué atacar al que quiere corregir, al que quiere enseñar, al que quiere hacer de un sitio algo agradable?

¿Por qué convertirse en lo que tanto critican?

¿Es acaso una nueva forma de ser "Cool"?

 El ser humano es tan complicado, pero porque quiere, por puro gusto.

Comprendo perfectamente que cada quien puede hacer de su vida un saco, pero creo que si lo haces calladito te ves más bonito. No hay necesidad de la comparación absurda e infantil. Del maltrato por gusto. De la competencia sin sentido. De la competencia sin razón.

Yo soy plena defensora de la individualidad y la originalidad de las personas, pero más lo soy de lo que es correcto. Vive como quieras, haz lo que quieras, si todo eso no implica dañar a los demás. Sigue a quien quieras, no lo sigas si no quieres, sin tener que insultarlo en el proceso. Móntate en el ascensor o sal a la calle, pero ten en cuenta la seguridad y la amabilidad para con los que te rodean.

Mi blog es espacio de desahogo y curioseo, y últimamente de ayuda para aquellos que, por ejemplo, están llegando a Twitter. Los que me han leído en estos casi 4 años saben que aquí he escrito de todo. Ahora conseguí algo en lo que siento que puedo ayudar a los que se sienten algo perdidos allí y en vez de verlo de esa manera viene gente a decir que me la doy de reina, de diva, de gurú. Como me río de esto.

Cada día la red y la gente me enseña algo nuevo, lo que aprendo y me gusta lo publico y lo aplico.

Soy la reina de mi vida, la diva de mi cuarto y la gurú de mis pensamientos, más nada.

Saber un poco más de algo que los demás me hace sentir la obligación de ayudarlos. Una obligación moral que hago con gusto. Así he sido en todo en mi vida y no voy a cambiarlo. La arrogancia la demuestran ellos al ser tan cortos de mente y no darse cuenta de que la ayuda ha sido de gratis y de corazón. Aunque eso me suena más a envidia que otra cosa. Yo no gano nada con esto ni con la ayuda que presto en Twitter y siempre que esté por aquí o por allá ayudo en lo que pueda, pero como dije antes, es más fácil atacar simplemente porque si, que sentarse a pensar o simplemente dejar de molestar. Prefieren atacar, dividir y destruir que unirse y construir.

No colecciono gente, así que no me importa si me siguen 3500 o 300, me importa que los que me lean entiendan lo que digo y el por qué lo digo. No me sigue mucha gente, y no lloro por eso. A mi me interesa lo que dicen y por eso los sigo, nadie me obligó.

Fue mi interés por ayudar lo que me llevó hacer mis #CurioTips y los posts en este blog. Si fuera por EGO colocara mi foto, mi dirección, mi PIN, mi teléfono y dejara el candado abierto para que me leyeran todos los que quieran ( así colecciono gente como barajitas).

Lo mío es calidad no cantidad.

Llevo en esto 4 años (5 si cuento el tiempo que leía blogs y no me había iniciado aún) y he sorteado mucha gente mentecata, envidiosa, arrogante y malsana.

Si quieren aprender, maravilloso. Si no quieren, eso no es asunto que yo pueda resolver, pero obviamente me reservo el derecho de admisión también, como siempre lo he hecho.

Yo si quiero aprender. Aprender cada día. Aprender que no puedo cambiarlo todo y muchas veces tengo que adaptarme. Aprender a ayudar a los demás sin que me vean como que quiero imponerles algo. El que no aprende cada día tiene una lucha perdida.

¿No es más fácil buscar la armonía donde se esté que dividir? No se. Digo yo.

Publicidad